Ciudad, Edición Impresa

No alcanza

El Presupuesto 2017 ya generó discordia

En el Concejo el oficialismo avala el endeudamiento pero hay oposición que no acepta.


El Ejecutivo envió ayer al Concejo Municipal el Presupuesto 2017 que prevé, entre otras cosas, contraer una deuda de alrededor de 200 millones de dólares. Al respecto, el secretario de Hacienda y Economía local Santiago Asegurado explicó que “aún se están gestionando los permisos para acceder a los créditos” y que ese dinero potenciará especialmente a la obra pública, al transporte y hará posible, además, que el Banco Municipal ofrezca préstamos a baja tasa de interés para remodelar viviendas. La propuesta ya levantó polvareda entre ediles de la oposición y algunos adelantaron que “no acompañarán el endeudamiento”.

El Presupuesto 2017 presenta un déficit de más del 1,8 por ciento ya que involucra 13.009 millones de pesos, mientras que los gastos ascienden a 13.258, es decir, con un déficit cercano al 1,9 por ciento. En tanto, en relación al año anterior, presenta una variación de más del 30 por ciento.

La presentación formal se llevó a cabo ayer a la mañana en el Palacio de Los Leones con la presencia de Asegurado y los secretarios de Gobierno y General, Gustavo Leone y Pablo Javkin, respectivamente.

Durante la exposición del proyecto enviado al Concejo, Javkin remarcó que se llevarán adelante “medidas concretas” basadas en tres ejes: convivencia, cercanía y sustentabilidad. De esta manera, tal como indicó el funcionario, se realizarán inversiones que permitirán reducir la conflictividad y mejorar las relaciones entre vecinos, y se asignarán recursos a políticas de integración a través de nuevos servicios en los barrios, “respondiendo así al aumento de las demandas sociales”. En tanto, sobre el aspecto sustentable, explicó que se financiarán programas que promuevan el desarrollo de una ciudad en equilibrio.

El crédito de la discordia

Acerca del crédito al que aspira el Ejecutivo municipal por casi 200 millones de dólares, el secretario de Gobierno dijo que “creemos que con ese monto la ciudad puede dar un salto significativo en materia de la inversión en obra pública, podremos resolver los problemas de infraestructura y recuperar dos líneas de transporte eléctrico que la ciudad ha perdido como las viejas troncales: la línea M por avenida San Martín y otra por Alberdi y Rondeau”.

Desde el Palacio Vasallo, el jefe del bloque oficialista Horacio Ghirardi, defendió lo propuesto por el Ejecutivo y consideró que “mejorará la calidad de vida de los vecinos, ya que garantiza, entre otras acciones, una inversión de 4.000 millones de pesos en obra pública y 8,5 millones de pesos diarios para atender la demanda en materia de Salud Pública en Rosario y la región”. Además, el edil aseguró que “estos números pueden traducirse en hechos concretos, a final de 2017 está previsto concluir el 90 por ciento de las obras de cloacas, se continuará con el plan de 1.000 cuadras de pavimento definitivo y con los trabajos de inclusión del plan Abre”.

En tanto, la concejala del Partido Progreso Social (PPS) Lorena Giménez, quien preside la comisión de Obras Públicas e integra la mesa de trabajo de Presupuesto, consideró que “antes de definir una postura hay que hacer un análisis en profundidad de lo que la Municipalidad busca con este endeudamiento”, y agregó que, en principio, “no estaríamos en condiciones de acompañar esa propuesta porque generar una gran deuda para lograr ingresos a fin de ampliar la obra pública no es la visión que nosotros tenemos”.

Proponen facilidades de pago

En el marco de la recepción y discusión del Presupuesto 2017, la concejala Lorena Giménez, del Bloque Partido Progreso Social (PPS), presentó un proyecto para establecer un régimen de regularización de deudas para todos aquellos contribuyentes que tengan obligaciones fiscales pendientes de pago. La iniciativa prevé beneficios  tales como condonación de intereses y de multas, planes de pago en cuotas y posibilita que se integren a las facilidades también  a los contribuyentes cuya deuda se encuentre en vías judiciales o que no haya podido adherirse a los convenios de pagos existentes.

En base al proyecto de Giménez se contemplarán la Tasa General de Inmuebles, Contribución de Mejoras, Derecho de Ocupación de Espacio Público, Derechos de Cementerio y Derecho de Registro e Inspección. “Las obligaciones fiscales regularizadas en el mismo se calcularán adicionando al monto del tributo el 0,50 por ciento de interés mensual a partir de su fecha de vencimiento permitiendo que las multas correspondientes a las mismas sean condonadas”, explicó la edila.

La iniciativa, además, se realizará mediante dos procedimientos según el pago se realice al contado o en cuotas. “En el primer caso, se condona el 70 por ciento de los intereses, cifra que disminuye al 50 por ciento si se abona dentro de los 60 días. En el caso que se opte por un plan de pago, podrá hacerse hasta en 60 cuotas con un interés del 1 por ciento mensual o en 90 cuotas, con un interés del 1,25 por ciento”, concluyó Giménez.

Comentarios