Coronavirus, Política

Saliendo de a poco

El presidente anunciará prórroga de cuarentena en la nueva fase relajada de “reapertura progresiva”

Voceros oficiales adelantaron que se extenderá otras dos semanas. Pero no será igual a sí misma. Ahora, con los buenos datos epidemiológicos como respaldo salvo algunas geografías, se espera el permiso para reactivar más de mil industrias y empresas en todo el país

Foto: NA

El presidente Alberto Fernández anunciará este viernes la prórroga de la cuarentena –que rige hasta el domingo en la última actualización– por otras dos semanas. Pero no será igual a sí misma: los trascendidos apuntan a que será una nueva etapa flexibilizada en la que se apuntará a recuperar la actividad económica con la reapertura ya adelantada de más de mil industrias y empresas en todo el país.

Las habilitaciones de actividades no serán homogéneas. En la Ciudad de Buenos Aires, donde se registra la mayoría de los nuevos contagios, sólo se habilitará el funcionamiento de los comercios de proximidad. Para todos los casos habrá un protocolo sanitario que deberá cumplirse y permanece en pie la promesa de volver todo para atrás en caso de que se disparen los casos. Todavía se discute qué hacer respecto a las “salidas recreativas” que varios epidemiólogos recomiendan permitir en las localidades que muestran reducción importante de contagios y siempre reguladas con horarios y zonas.

El jefe del Estado se reunió este jueves por separado con sus pares de los distritos más complicados en la pandemia: el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. En ambos casos, para darle las puntadas finales al nuevo esquema.

Es que buena parte de las industrias y pymes que presentaron protocolos sanitarios para volver a funcionar están ubicadas en la provincia de Buenos Aires. Los intendentes bonaerenses y el propio gobernador ya pujan por recuperar de a poco la actividad económica con la mira puesta en arcas vacías por la caída de la recaudación.

Voceros de la Casa Rosada deslizaron a varios medios que más de mil industrias de diversos rubros volverán a la actividad con el permiso oficial a partir de este lunes. En todos los casos, enfatizan los interlocutores del gobierno, con el compromiso y la responsabilidad de adecuar el flujo de trabajo para cumplir con los protocolos de seguridad sanitaria contra el covid-19.

Uno de los ejes de preocupación de los epidemiólogos es el transporte público, un sistema de promoción de contagios si no se adecúa. Por eso, el pedido a las empresas que pidieron abrir portones para que garanticen una movilidad propia para sus empleados. El punto es central, y lo prueba la presencia del ministro de Transporte, Mario Meoni, en las reuniones de Olivos de este jueves.

Fernández hará el anuncio de la extensión del aislamiento desde la quinta presidencial junto a Kicillof y Rodríguez Larreta. Es probable, no seguro, que sea con una conferencia de prensa.

Tiempo de duplicación de contagios: el mojón

La próxima fase de la cuarentena, que mantiene el nombre con los cambios, también tendrá bautismo: será “reapertura progresiva”. Los lineamientos generales fueron cerrados el miércoles último al cabo de la reunión que el presidente mantuvo en Olivos con el ministro de Salud, Ginés González García, y el equipo de especialistas que lo asesoran. El ingreso a la nueva fase no es caprichoso y estaba pautado: sería cuando la duplicación de contagios confirmados se extendiera a 25 días. Y ese mojón, repitió Fernández en las últimas horas, está “muy muy cerca” de conseguirse. A partir de ese logro, según las consideraciones epidemiológicas, puede movilizarse hasta el 75 por ciento de la población.

Santa Fe y la mayoría de las provincias, bien. Hay excepciones

Lo que vino sucediendo en los últimos días fue que los contagios se centralizaron cada vez más en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, mientras que en el resto del país los nuevos casos son muy escasos.

Un ejemplo de ello es la provincia de Santa Fe, y la ciudad de Rosario en particular. Si bien en el distrito que gobierna Omar Perotti se informó sobre un tercer fallecimiento por covid-19, en Villa Constitución, no se trata de un reciente infectado sino de un hombre de 63 años que estaba internado con pronóstico grave y test positivo desde hacía más de un mes.

La otra excepción a la regla es la provincia de Chaco, donde en los últimos días volvió a subir la curva. Por ejemplo, de los 163 casos registrados ayer, 153 fueron en estos tres distritos y sólo 10 en todo el resto. Además, 16 provincias no contabilizaron contagios. Por eso es lógico que la reapertura se produzca a velocidades diferentes.

Protagonismo de gobernadores

Los gobernadores tendrán más potestades para avanzar en la apertura de comercios en esta nueva fase, según trascendió desde Casa Rosada. Tendrán mayor margen de maniobra para reactivar las actividades, aunque sujetos a los protocolos sanitarios elaborados en cada distrito y consecuentes con los nacionales.

La reapertura será también en las localidades de más de 500 mil habitantes, que hace dos semanas habían sido expresamente diferenciadas. En esos centros urbanos ya comenzaron a flexibilizar, como sucedió en Salta, Santa Fe, Rosario y Mar del Plata, geografías que no presentaron nuevos casos en los últimos días.

Todo acordado

Los gobernadores acuerdan las reaperturas con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Wado de Pedro, los interlocutores designados por Fernández. Y varios deslizaron que ya estaba todo consensuado, con lo que la teleconferencia habitual entre el presidente y sus pares de los distritos que fue una suerte de rito previo al anuncio de una nueva etapa de la cuarentena podría esta vez saltearse.

Comentarios