Espectáculos, Series tevé

Series

El predicador abolicionista que desató la guerra civil estadounidense

Creada y actuada por Ethan Hawke, “The Good Lord Bird” cuenta la historia de un violento hombre religioso que luchó por el fin de la esclavitud valiéndose de sus armas y propinando feroces castigos a sus defensores, sostenido en pasajes bíblicos y sermones ajustados a su misión mesiánica


Especial para El Ciudadano

The Good Lord Bird es una miniserie de siete capítulos producida por la cadena Showtime y creada por Ethan Hawke (sobre la novela homónima de James McBride), quien se hace cargo, además, de interpretar al personaje eje de la historia. John Brown fue un controvertido predicador blanco abolicionista, responsable de uno de los hechos que desataron la guerra civil en Norteamérica a fines del siglo XIX.

Brown fue una figura polémica de la historia estadounidense, un violento predicador blanco que luchó por la abolición de la esclavitud, llegando a tramar un plan desorbitado para armar un ejército e impulsar el levantamiento de esclavos negros.

Al modo de un Espartaco norteamericano, Brown intentó desatar una rebelión definitiva contra los esclavistas de su país, pero allí terminará su vida, ejecutado bajo el cargo de traición.

Un héroe singular y una historia de iniciación

Ya en su punto de partida, The Good Lord Bird pone todas las cartas de su festivo juego sobre la mesa. No se tratará, evidentemente, de un abordaje arraigado en el revisionismo histórico ni en la idea de un retrato sosegado y respetuoso de este personaje célebre.

Por el contrario, se trata aquí de un cruce entre los códigos cinematográficos del western, la irreverencia de una parodia risueña, las peripecias de una aventura picaresca, y la exaltación de ciertos trazos a modo de cómic. El resultado, de inmediato, es tan absorbente como festivo.

En la escena de apertura se presenta a un John Brown desenfrenado, que en una de sus usuales arremetidas libertarias provoca una muerte y libera a un niño negro, Henry, a quien confunde, por oír mal su nombre, con Henrietta. Brown lo toma por una niña, le regala un vestido y su pandilla lo apoda “onion” (cebolla).

A partir de  ese momento, y por años, Henry, incapaz de contradecir el mandato blanco de su liberador, será esa “cebolla” ataviada con vestimentas femeninas que buscará a tientas el camino de una vida posible en medio del infierno.

Desde allí, el relato seguirá las aventuras de este Henry/cebolla en ese mundo convulsionado de una Norteamérica al borde de la guerra civil. Entre el sur esclavista y el norte industrial, y entre encuentros y desencuentros con este desaforado John Brown, el singular héroe de esta serie experimenta una historia de iniciación en la cual asumirá, poco a poco, el derecho a tomar sus propias decisiones en un mundo que se lo impide.

Joshua Caleb Johnson as Onion in THE GOOD LORD BIRD, “Meet the Lord”. Photo Credit: William Gray/SHOWTIME.

Un desquiciado de historieta con una ferocidad no exenta de ternura

Si bien el relato gira principalmente en torno a “Cebolla” y su viaje de iniciación, la presencia del John Brown interpretado por Ethan Hawke hace que inevitablemente todo gravite hacia su descomunal figura.

Realmente, en cierto punto es tal el peso de su composición que todo lo demás llega a parecer accesorio, una mera comparsa que sirve de soporte a la cruzada libertaria de este gigante desproporcionado. No es, desde ya, que el resto del relato pierda en algún punto interés, de ningún modo tal cosa sucede.

La ausencia de Hawke en pantalla no se siente como una carencia, la dinámica de los demás personajes, desde el mismo Henry/cebolla, es suficiente para sostener el interés y la gracia del relato.

Sin embargo, ante cualquier irrupción de Ethan Hawke, el centro de gravedad gira sin dudarlo arrastrado por su magnetismo y otra ráfaga de energía transforma el impulso narrativo en algo nuevo.

Este John Brown, el “viejo”, como lo llama “cebolla” en su relato, es como una suerte de vórtice. Su aparición es siempre un estallido. Es como si a su paso se desplegara el centro de un huracán que todo lo arrastra.

Bocón y violento, Brown no duda en tergiversar a viva voz cualquier pasaje bíblico para ajustarlo a su misión mesiánica, ni en dar sermones de tres horas antes de cenar con su pandilla de famélicos forajidos evangélicos, ni en blandir amenazadoramente sus armas ante cualquier minucia, y ni siquiera en aplicar los más brutales castigos a cualquier esclavista que se cruce en su camino.

Ethan Hawke, en la piel de este John Brown desquiciado, de historieta, contagia su adrenalina con una ferocidad no exenta de una extraña ternura. Convencido hasta el delirio de su propósito, el “viejo” arremete contra el mundo injusto de los blancos a costa de hacerse cómplice de sus violencias, y desatar finalmente uno de los hechos clave de la historia norteamericana.

Un plan para el levantamiento de los esclavos negros

Hasta el momento se han emitido cuatro capítulos de los siete que componen la miniserie, y en este punto todo se dirige, como se venía anunciando, hacia ese momento fundamental en que Brown urde su plan para el levantamiento de los esclavos negros: el asalto a la armería militar Harper’s Ferry Armory, en Virginia Occidental, donde finalmente será vencido por el Coronel Robert Lee, quien posteriormente fuera general de las tropas confederadas del sur.

Y ya el inminente final de la historia estaba anunciado desde la apertura, cuando Henry abre el relato de sus peripecias comenzando por el momento en que John Brown es colgado bajo acusación de traición, y su voz narradora afirma que, si algo le alegraba de este infortunado hecho, era que por fin iba a poder quitarse el vestido.

The Good Lord Bird / Showtime / 1 Temporada / 7 episodios

Creador: Ethan Hawke sobre libro de James McBride

Intérpretes: Ethan Hawke, Daveed Diggs, Wyatt Russell, joshua Caleb Johnson, McKinley Belcher III,

Rafael Casal

Comentarios