Edición Impresa, Política, Últimas

El PJ renunció a comisión de control administrativo

Los cuatro senadores opositores acusan al gobierno de “eludir sistemáticamente” las inspecciones.

Por: Ezequiel Nieva / Corresponsalía Santa Fe

Los senadores del PJ pegaron el portazo y renunciaron a la comisión Bicameral de Control y Revisora de Cuentas. En la última sesión entregaron una carta a la presidenta del Senado, Griselda Tessio, en la que dejaron constancia de su decisión de abandonar la comisión –que, en rigor, nunca funcionó– y acusaron al gobierno de Hermes Binner de eludir “sistemáticamente” los controles que se deberían hacer de cada uno de los actos administrativos.

En la nota, los senadores opositores señalaron la “falta de compromiso político” del oficialismo a la hora de constituir el órgano encargado de revisar las observaciones que realiza el Tribunal de Cuentas de la provincia.

Alcides Calvo (departamento Castellanos), José Baucero (San Javier), Rubén Pirola (Las Colonias) y Alberto Crosetti (Belgrano) firmaron la nota dirigida a la vicegobernadora y titular del Senado, Griselda Tessio.

Allí justificaron su determinación aludiendo a “la falta de compromiso” del Frente Progresista para “la constitución y funcionamiento” de la comisión revisora de la tarea realizada por el Tribunal de Cuentas.

“Es incomprensible desde todo punto de vista que no hayamos logrado conformar y hacer funcionar una comisión estratégica y de tanta importancia”, indicaron en la nota los legisladores justicialistas. El órgano fue creado por ley al principio de la gestión de Hermes Binner pero nunca dio el paso entre los papeles y la realidad.

“No podemos aceptar que, a tres años de gobierno del Frente Progresista, se hayan negado sistemáticamente a la conformación de una comisión que tiene como función la de cerrar la ecuación democrática del control parlamentario. Cómo explicarle a la ciudadanía que no hemos revisado las observaciones derivadas del Tribunal de Cuentas que son ingresadas a las cámaras legislativas sabiendo que las mismas son derivadas a una comisión que en los hechos no existe”, añadieron los senadores del PJ que integraron, hasta el miércoles pasado, la Comisión de Control.

Entre las observaciones que hizo el Tribunal de Cuentas –y que nunca revisó la Legislatura– se encuentran la contratación directa de Consorcio Vial –la firma que administró la autopista Rosario-Santa Fe durante los últimos seis meses–, los contratos del gobierno provincial con el Banco Municipal de Rosario, las licitaciones para la construcción de hospitales, la contratación directa de la empresa rosarina Evento SA para la televisación de los juicios por crímenes de lesa humanidad y el acuerdo con Telefónica Argentina para la inspección de líneas telefónicas oficiales.

Los legisladores de la oposición también señalaron otros actos administrativos que fueron objetados por el Tribunal de Cuentas, como la contratación directa de la empresa que imprimió libros y revistas para el Ministerio de la Producción, las multas al Casino de Rosario y la transferencia de 7.864.000 pesos de la provincia a la Municipalidad de Rosario por un convenio por prestaciones de salud.

“Y muchísimas más que por una cuestión de espacio no vamos a detallar en este momento”, agregaron los senadores en la misiva enviada a Tessio.

“Este año (2010) tuvimos la esperanza de que la comisión de Control y Revisora de Cuentas se iba a constituir, tanto es así que por medio de una resolución de esta cámara (el Senado) se le encomendó a la presidencia que realice todas las gestiones a tal fin. Llegamos a la última sesión y la situación sigue igual. Por tal motivo, reiteramos nuestra renuncia indeclinable a la comisión Bicameral de Control y Revisora de Cuentas”, concluye la nota elevada por los representantes de la oposición a la vicegobernadora.

Comentarios