Política

La crisis llegó a la política

El PJ no puede pagar la luz y le pide fondos al gobierno provincial

El titular del PJ distrito Santa Fe, Leandro Busatto, exigió que el gobierno provincial les entregue el dinero correspondiente a los votos logrados en las elecciones de 2017 para poder afrontar los gastos de la sede partidaria. "Estamos con dificultades económicas", dijo el legislador peronista


Foto: gentileza Infojus

“No podemos ni siquiera pagar la luz”. Con ese argumento, el diputado provincial y secretario general del PJ distrito Santa Fe, Leandro Busatto, le reclamó el gobierno provincial el pago de los montos adeudados por los votos obtenidos en las elecciones intermedias de 2017.

La crisis financiera del PJ no es nueva; en los últimos años sus empleados administrativos realizaron varias medidas de fuerza para exigir el pago de sus salarios. La cuestión se volvió un problema institucional dentro del partido y motivó algunas discusiones sobre los aportes que debían realizar los dirigentes que ocupan cargos de gestión en el Estado.

Ahora, el tema volvió a tomar estado público a partir de las declaraciones periodísticas del diputado Busatto, quien dirigió su reclamo directamente al gobernador Miguel Lifschitz. El dirigente justicialista exige que se abone “antes de fin de año” el dinero que le corresponde al PJ por los votos conseguidos en 2017, para poder afrontar los gastos de la sede partidaria.

“Le pedimos a la provincia cumplir con los partidos políticos saldando las deudas que tiene. Esperamos que el pago se haga realidad antes de fin de año porque estamos con dificultades económicas y en nuestro caso no podemos ni siquiera pagar luz”, sostuvo el legislador provincial y precandidato a gobernador por el PJ santafesino.

Busatto hizo una descripción lastimosa de la situación económica del partido: “Adeudamos boletas de la EPE porque el gobierno hace 14 meses que no nos paga el monto correspondiente a los votos de la elección pasada”.

Al costo de los servicios, el diputado sumó otros gastos corrientes como “los seis empleados de planta permanente” que tiene el PJ en su sede de calle Crespo, en el centro de la ciudad de Santa Fe.

En ese contexto, según admitió Busatto, financiar la campaña para las elecciones de 2019 será “complicado, complejo y adverso”.

Desde el que el PJ perdió el gobierno de la provincia y de la ciudad de Santa Fe y el control de la Legislatura, las dificultades económicas se suceden una tras otra. A tal punto, que en los últimos años se reiteraron las discusiones –a veces en privado y otras en público– sobre el aporte que deben hacer sus legisladores nacionales y provinciales, los intendentes y presidentes comunales para sostener el funcionamiento de la sede partidaria.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios