País, Política

Críticas

El peronismo “conduce a la derrota”, dijo Alberto Fernández

El ex jefe de Gabinete kirchnerista y dirigente del Frente Renovador, sostuvo que el PJ “es un partido en crisis donde el debate sigue clausurado" y en el que sus dirigentes son "complacientes con Macri para ver qué tajada" obtienen.


El ex jefe de Gabinete kirchnerista y dirigente del Frente Renovador (FR) Alberto Fernández sostuvo que “el peronismo de hoy es un partido en crisis donde el debate sigue clausurado” y en el que sus dirigentes son “complacientes con (Mauricio) Macri para ver qué tajada” obtienen.

En una suerte de análisis de la fuerza política de la que alguna vez formó parte, que tras la derrota de diciembre pasado busca un nuevo horizonte, remarcó que “el peronismo del siglo XXI, como lo denominan en algunos sectores, son los mismos que le hicieron cometer a Cristina (Fernández) todos los dislates que cometió, a mi no me confunden”.

El dirigente remarcó que el peronismo de la etapa pasada “fue tan obediente, que le dijo que sí a Cristina en todo” y agregó que en la actualidad, se para “complaciente” ante el gobierno nacional.

“Ese peronismo que fue tan obediente que le dijo que sí a Cristina en todo y que nos dejó en el lugar que nos dejó, eso del siglo XXI no tiene nada”, aseveró.

Al ser consultado por la corriente de pensamiento justicialista que tiene al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, en un rol muy activo, fue muy crítico al sostener que no concuerda con “el peronismo del siglo XXI que habla Urtubey, que dispone la enseñanza religiosa en escuela pública, eso es medieval no del siglo XXI”.

Fernández, peronista de origen, recalcó que el presente del peronismo “conduce a nada, conduce a la derrota y a este presente que estamos viviendo; es el mismo peronismo que descalificó a (Sergio) Massa, que no quiso dejarlo crecer, cuando estaba planteando las debilidades que el gobierno de Cristina tenía”.

“Massa es un hombre joven que ha nacido en la democracia, políticamente hablando, y no concibe la política como el acto de jorobar la vida de quien gobierna; si el que gobierna acierta acompaña, si el que gobierna se equivoca se lo marca y tiene su propia autonomía. Y él no arrastra muchas de las rencillas que arrastra nuestra generación. Y no corre detrás de los twitteros de (Marcos) Peña y (Jaime) Durán Barba”, terminó diciendo.

Comentarios