Política

El patrimonio de la Presidenta creció 27 por ciento con respecto al del año anterior

El incremento patrimonial de la Presidenta, correspondiente a 2010, se debe al aumento de varios depósitos a plazo fijo y a una serie de acciones de empresas que compartía con Néstor Kirchner, de quien la mandataria aún no hizo la sucesión.

El patrimonio de la presidenta Cristina Kirchner ascendió a 70.494.085 pesos, un 27 por ciento más respecto al declarado en 2009, según la declaración jurada presentada al filo del vencimiento del plazo prorrogado por la Oficina Anticorrupción (OA).

El incremento patrimonial de la Presidenta, correspondiente a 2010, se debe al aumento de varios depósitos a plazo fijo y a una serie de acciones de empresas que compartía con Néstor Kirchner, de quien la mandataria aún no hizo la sucesión.

En comparación con 2009, cuando el matrimonio presidencial había declarado bienes por 55.537.290 pesos, el año pasado el patrimonio neto creció principalmente por esos depósitos –subieron $11.532.607- y porque las acciones de las tres sociedades dueñas de los hoteles en la Patagonia valen 3.527.322 pesos más que hace dos temporadas.

En este contexto, Cristina Kirchner deberá en los próximos meses realizar la sucesión de los bienes familiares, de los que le corresponderían el 50 por ciento, mientras que la otra mitad se dividirá entre sus hijos Máximo y Florencia.

El patrimonio de la jefa de Estado está compuesto por una casa en Río Gallegos y un departamento en Recoleta, de 160 metros cuadrados, que posee hace 30 años.

Asimismo, tiene el 45 por ciento de la sociedad Los Sauces SA, propietaria del hotel Los Sauces de El Calafate, alquilado al empresario Juan Carlos Relats, que también es dueño del hotel Panamericano.

Entre los bienes a nombre de Néstor Kirchner están una camioneta 4×4 Honda CRV modelo 2009, y las sociedades CO.MA. SA y Hotesur SA, que suman un valor estimado en 10 millones de pesos.

También se suman cuatro locales y cincos casas en El Calafate y Río Gallegos. La más grande está en El Calafate tiene 2100 metros cuadrados, fue adquirida en poco más de 160 mil pesos y recibió mejoras por casi diez millones de pesos.

La OA informó a Noticias Argentinas que la Presidenta y varios funcionarios llevaron la documentación a dependencias de la Secretaría General de la Casa Rosada, en medio de las críticas de la oposición por la demora en cumplir con el trámite.

El 5 de julio pasado, antes de las elecciones primarias, la OA había otorgado una segunda prórroga para que la Presidenta y sus ministros puedan declarar sus bienes, lo que fue duramente cuestionado por la oposición, teniendo en cuenta que desde que se sancionó la ley de Ética Pública en 1999, la fecha nunca había sobrepasado el mes de julio.

El nuevo plazo para la entrega de la documentación fue fijado para este lunes 22 de agosto, aunque como fue feriado se estiró hasta ayer, por lo que la jefa de Estado cumplió con los requisitos y evitó una intimación.

Las declaraciones juradas del matrimonio Kirchner siempre estuvieron en el centro de la polémica, especialmente luego de que en 2008 mostraran un crecimiento del 158 por ciento en un año (de 17,8 millones de pesos pasaron a declarar poco más de 46 millones), lo que derivó en la apertura de una causa por supuesto enriquecimiento ilícito, que fue finalmente cerrada por el juez Norberto Oyarbide.

Al 31 de diciembre de 2009, Cristina Kirchner informó a la OA que había pasado de tener 46 millones de pesos a 55,5 millones, una mejora patrimonial del 20,6 por ciento en un año, gracias a los alquileres por sus propiedades santacruceñas, además de los intereses de sus depósitos en dólares y el valor de las acciones de sus empresas hoteleras.

Además de la Presidenta, venció el plazo para que declaren sus bienes el candidato a vicepresidente y ministro de Economía, Amado Boudou, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini y el director de la ANSeS, Diego Bossio, entre otros.

Hasta la tarde del martes, la declaración jurada anual de Boudou no había llegado a la Oficina Anticorrupción.

Según explicaron fuentes de ese organismo, el funcionario cumple con la presentación de la declaración jurada cuando la entrega ante la oficina de recursos humanos de la dependencia donde trabaja, y ésta luego tiene 30 días hábiles de plazo para remitirla a la OA.

Comentarios