País, Política

Conflicto sin solución

El paro del transporte de pasajeros continuará hasta el próximo miércoles

UTA decidió extender la protesta, que lleva trece días, ante la falta de pago del total del sueldo de abril. El próximo miércoles se llevará a cabo otra reunión para destrabar el conflicto, aunque desde el gobierno nacional anticiparon que no se pueden hacer cargo del transporte del interior


Ante la falta de repuestas en la audiencia virtual de este jueves en el Ministerio de Trabajo de la Nación con los choferes agrupados en la Unión de Transporte Automotor (UTA), el gremio decidió cortar el crédito laboral hasta el próximo miércoles cuando las partes se vuelvan a reunir para lograr una solución al paro del transporte público rosarino que ya lleva 13 días al igual que en el interior del país, con excepción de la ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana.

El conflicto parece estar lejos de superarse luego de que el gobierno nacional ratificara su posición aclarando que “el Estado nacional está imposibilitado en la inmediatez de poder asistir al transporte público del interior”.

Desde UTA seccional Rosario sostienen que “los empresarios del transporte urbano e interurbano, como los funcionarios de la Municipalidad de Rosario, el gobierno de Santa Fe y el gobierno nacional se muestran unidos y coordinados en una misma mesa de negociación exhibiendo una llamativa frialdad ante la desesperante situación de unos 2.600 trabajadores que todavía no han percibido la totalidad de sus haberes de abril”.

El gremio hace hincapié en que fueron convocados desde el inicio de la cuarentena para garantizar el funcionamiento del sistema de transporte, poniendo su salud y la de sus familias en juego: “Son los mismos que ahora nadie escucha, que nadie les paga el desempeño en sus tareas y que algunos se toman la licencia de calificarnos como caros. Esta nueva unidad es insensible tanto con los trabajadores, como con la población, que podría estar sin servicio de transporte urbano e interurbano por 17 días consecutivos, generando un serio inconveniente para cumplir con sus obligaciones”.

UTA admite que en Rosario el problema excede a la Municipalidad, a las empresas privadas e incluso a la provincia; por ello cargó tintas contra el área de Transporte nacional, particularmente sobre un colaborador de la segunda línea del ministro Mario Meoni, a quien no nombró: “No comprendo cómo un funcionario que pertenece a un gobierno justicialista que defiende los derechos de los trabajadores se exprese como lo hace ese señor”, descargó Sergio Copello, secretario general de UTA. “Nos dijo en un momento que por qué íbamos a cobrar el 100% (del sueldo) en medio de la pandemia”.

El gremialista se mostró sorprendido por la falta de reacción inmediata de las autoridades nacionales. “Es llamativo lo poco que le importa a la ciudad de Buenos Aires y al Amba lo que pasa en el resto del país con el de transporte público de pasajeros”.

A nivel regional el paro afecta a unos 2.700 trabajadores del transporte urbano, otros 350 de media distancia –más de 60 kilómetros y hasta 200– “que desde el 20 de marzo no están funcionando”. Y también a “otros 200 o 300 compañeros más de larga distancia, que algunos están cobrando ATP y es todo lo que han cobrado”.

Comentarios