Ciudad

Alertas de Prácticos y la Bolsa

El Paraná sigue en baja, se forman bancos de arena y se complica la navegación

El río está casi un metro más bajo que la media para la época. Fuentes del sector estiman pérdidas de entre 30 y 50 mil dólares diarios por buque varado. El Instituto Nacional del Agua prevé que el fenómeno seguirá durante los próximos días. Frente a Puerto San Martín hay una nueva mini isla


Banco de arena. Foto: Facebook Aldo Fa

Por falta de lluvias en su cuenca de alimentación, el río Paraná continúa en bajante y se agravan las complicaciones para la navegación de embarcaciones ultramarinas, varias de las cuales se pueden ver encalladas en la zona de Rosario y su cordón industrial. Además, el escaso caudal favorece la sedimentación, que forma nuevos bancos de arena como el registrado frente a la ribera de Puerto General San Martín. La Bolsa de Comercio de Rosario y el gremio de los prácticos –guías de los buques– emitieron alertas por las dificultades en las operaciones. Fuentes del sector estimaron entre 30 mil y 50 mil dólares las pérdidas diarias por cada embarcación varada.

Casi un metro más bajo

La Bolsa de Comercio rosarina estima que el nivel del Paraná es 80 centímetros menor a la media para la época del año. El pronóstico del Instituto Nacional del Agua prevé una caída adicional a la altura de Rosario durante los próximos días, aunque hay previsiones de lluvias importantes en el norte del país que podrían revertir la dinámica en el futuro cercano.

El tránsito de los barcos se dificulta porque las embarcaciones varadas obstruyen el flujo de navegación. Las plantas industriales de la zona del Gran Rosario reciben los buques con demoras de hasta 10 días, o bien mantienen en sus puertos los buques cargados que no pueden zarpar por el bajo calado.

La bajante, a la vez, modifica la geografía del delta en la región. Se ensanchan las playas y, en casos como el registrado frente a la ciudad de Puertos General San Martín, se forman nuevos bancos de arena por la baja velocidad del agua que favorece la sedimentación.

Alertas por las dificultades

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Cámara Argentina de Practicaje y Pilotaje envió una nota al subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Mariano Saúl, para advertir sobre las consecuencias operativas y económicas del fenómeno.

Los prácticos son los encargados de navegar junto al capitán de los buques desde la desembocadura del Paraná con el Río de la Plata hasta los puertos de Timbúes.

“De acuerdo a información que recibimos de las diferentes empresas que componen esta cámara, los barcos sienten el fondo y tocan en el lecho, sin llegar a varar, en las distintas partes del río, especialmente en los sectores que conforman los pasos críticos, donde los barcos necesitan la adecuada velocidad para poder mantener la ruta correcta y no salirse del canal”, señala el texto firmado por el presidente de la Cámara, Claudio Tubio.

“No están disponibles los medios para quitar y volver a cargar a los barcos aguas abajo de los puntos críticos de menor profundidad y que, posiblemente, podrían bajar la calificación a nuestros puertos por no contar con estos recursos”, agregan los prácticos.

Ni una buena

La bajante prolongada se da justo en un momento clave para la comercialización de granos. Y de un habitual alto tránsito por las barcazas que transportan mercadería desde puertos paraguayos, y los fletes de cabotaje con origen principalmente en Barranqueras.

El fenómeno también coincide, y conspira contra, una situación favorable del mercado externo, en especial para la colocación de maíz y la soja argentinas favorecidas en su competitividad por la mega devaluación posterior a las elecciones primarias. Es casi el único sector que consiguió una ventaja con el desmadre del mercado cambiario.

Además de a las grandes corporaciones exportadoras, la bajante complica a los pescadores artesanales, de cuyo trabajo dependen numerosas familias de la región.

Comentarios