Edición Impresa, Política

El PAR, “llave a la libertad”

El Programa de Alfabetización Rural enseñará a leer y escribir este año a diez mil trabajadores del campo.

Diez mil trabajadores del campo y actividades afines podrán aprender a leer y escribir este año mediante el Programa de Alfabetización Rural (PAR) asistidos por trescientos “facilitadores” voluntarios que concluyeron ayer dos jornadas de capacitación.

Los trescientos alfabetizadotes son militantes sociales de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales (Uatre) que no recibirán ningún tipo de remuneración y trabajarán en otros tantos centros PAR que se abrirán este año en todo el país.

Ayer, en el acto de clausura de las jornadas de capacitación, todos los oradores se preocuparon por destacar la importancia que tiene un programa de estas características, cuyo objetivo es el plasmado en la frase que sirve de eslogan al proyecto: “Una llave a la libertad”. 

En el acto, realizado en la sede sindical de Uatre en Buenos Aires, con participación de directivos del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) y de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas y afines (Uita), el secretario general de la organización, Gerónimo Venegas, graficó la importancia que tiene el PAR al destacar que “muchos de los trabajadores que aprendieron a leer y a escribir gracias a este programa antes no podían leer ni firmar el recibo de sueldo, como tampoco estaban en condiciones de entender las etiquetas de los productos que utilizaban en sus trabajos, con el peligro que esto implicaba”.

El Programa de Alfabetización Rural ya capacitó a más de 1.500 facilitadores, creó más de 1.200 centros de aprendizaje y lleva alfabetizados 29.717 trabajadores (y también empleadores) rurales de todo el país.

Comentarios