Coronavirus, Mundo

Mensaje desde el Vaticano

El Papa propuso frente a la pandemia un salario universal para los trabajadores más humildes

“Ustedes, trabajadores informales, independientes o de la economía popular, no tienen un salario estable para resistir este momento y las cuarentenas se les hacen insoportables”, señaló Francisco en una carta enviada a los movimientos y organizaciones populares tras la celebración de Pascua


El papa Francisco pidió este domingo, posteriormente a la celebración de Pascua, en una carta enviada a los movimientos y organizaciones populares, se le conceda un salario universal para los trabajadores más humildes y sin derechos, ya que considera que “los males que aquejan a todos, a ustedes los golpean doblemente”.

“Un ejército sin más arma que la solidaridad, la esperanza y el sentido de la comunidad que reverdece en estos días en los que nadie se salva solo”, planteó Jorge Bergoglio en la carta en la que recordó los tres encuentros que ha tenido con los representantes de los movimientos populares en 2014, 2015 y 2016.

“Ustedes, trabajadores informales, independientes o de la economía popular, no tienen un salario estable para resistir este momento y las cuarentenas se les hacen insoportables”, señaló Francisco.

En ese marco, tras elogiar su trabajo, Francisco planteó que “tal vez sea tiempo de pensar en un salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan; capaz de garantizar y hacer realidad esa consigna tan humana y tan cristiana: ningún trabajador sin derechos”.

El Papa aprovechó además la misiva para invitar a los representantes de los movimientos populares a analizar el futuro tras la pandemia ya que “esta tormenta va a terminar y sus graves consecuencias ya se sienten”.

“Ustedes no son unos improvisados, tienen la cultura, la metodología pero principalmente la sabiduría que se amasa con la levadura de sentir el dolor del otro como propio”, los destacó. “Quiero que pensemos en el proyecto de desarrollo humano integral que anhelamos, centrado en el protagonismo de los pueblos en toda su diversidad y el acceso universal a esas tres T que ustedes defienden: tierra, techo y trabajo”, convocó Francisco, que ya instituyó en el Vaticano un grupo dedicado a pensar el día después de la pandemia.

“Ustedes poseen una voz autorizada para testimoniar que esto es posible”, los alabó Bergolgio, tras animarlos a construir un “cambio” en la sociedad.

En la carta, Francisco aseguró que espera “que los gobiernos comprendan que los paradigmas tecnocráticos (sean estadocéntricos, sean mercadocéntricos) no son suficientes para abordar esta crisis ni los otros grandes problemas de la humanidad”.

Previamente, durante la celebración de Pascua, Francisco pidió al mundo una condonación de la deuda a los países pobres y que se “relajen las sanciones internacionales” contra las naciones más afectadas por el coronavirus, al recitar desde el Vaticano su bendición de Pascua.

Comentarios