Espectáculos

Género

El pañuelo verde no es delito

Desestimaron una denuncia contra el elenco de la obra teatral "Toc Toc" por apología del delito, luego de que una espectadora se sintiera agraviada al final de una función realizada en Buenos Aires donde las actrices exhibieron el emblema de la lucha por el aborto seguro, legal y gratuito


El 22 de abril último, al finalizar la función de la obra teatral Toc Toc en una sala porteña, las actrices que integran el elenco exhibieron pañuelos verdes en sus cuellos, con la intención de manifestarse en favor de la despenalización del aborto. Una mujer del público denunció que, independientemente de los debates parlamentarios actuales sobre el tema, el aborto es hoy un delito, por lo que consideró que los actores incurrieron en apología del delito poco después de generar un escándalo en el hall de la sala y de pedir que le devuelvan el dinero de las entradas.

En la tarde de este martes, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional  N° 28, desestimó dicha denuncia. Santiago Vismara, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 2, consideró que lo denunciado no encuadra en ningún tipo del Código Penal. “En efecto, la figura legal de apología del crimen, prevista en el artículo 213, requiere entre sus elementos normativos que el delito que se elogia haya sido efectivamente cometido (ya fuese consumado o tentado)”, expresó, según publica el sitio web fiscales.gob.ar. En su dictamen, el representante del Ministerio Público Fiscal también remarcó que el tipo penal alude a un delito en concreto y no abstracto, al sostener que “el delito en abstracto no es un hecho sino una idea (…) no hay apología sino de hechos concretos cometidos (…) Debe consistir en una apología, esto es, en una exaltación, ponderación, en un elogio de lo que positivamente, con fuerza de cosa juzgada, ha sido declarado criminal”.

El fiscal destacó que en este caso “no hubo por parte de los actores una exaltación de un caso concreto de aborto efectuado con anterioridad a la función, y menos aún, que se haya judicializado y recaído sentencia”.

En su presentación, el fiscal remarcó que los pañuelos utilizados por los actores de la obra “simbolizan la adhesión de algunos ciudadanos a uno de los proyectos de ley que actualmente se está debatiendo en el Congreso de la Nación, y que pregona el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y al uso de anticonceptivos”. En ese sentido, indicó que, lejos de constituir un hecho ilícito, esas proclamas “son producto del derecho a la libertad de expresión, según el cual toda persona tiene el derecho de difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”, según el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios