Edición Impresa, Mundo

El pánico europeo llegó a Wall Street

El Parlamento griego aprobó el ajuste pero los mercados se desplomaron.

El Parlamento griego aprobó ayer el proyecto de ley para implementar un feroz ajuste económico impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), que habilitará a Atenas a  recibir créditos por valor de 140 mil millones de dólares para intentar remontar la debacle financiera. Al mismo tiempo, la crisis helena continuó su efecto de arrastre hacia abajo sobre las Bolsas europeas e, incluso, cruzó el océano y, en Nueva York, Wall Street estuvo al borde de un “jueves negro” (ver aparte). También impactó negativamente en San Pablo y México. En tanto, en la capital helena, bajo la segunda jornada de una huelga general por 48 horas, continuaron los encontronazos entre manifestantes y la Policía un día después de la muerte de tres personas asfixiadas dentro de un banco capitalino incendiado durante la protesta.

El denominado “plan de austeridad” fue aprobado por 172 votos a favor, 121 en contra y 3 abstenciones. Prevé drásticos recortes en el gasto público, en los salarios y en las jubilaciones, aumentos de impuestos y condiciones de flexibilización laboral, lo que ha provocado el airado rechazo de los sindicatos y ha derivado en violentas protestas callejeras.

Las tres abstenciones correspondieron a legisladores del Pasok –el Partido Socialista griego en el gobierno– a quien se los separó inmediatamente del bloque oficialista por orden del premier Yorgos Papandreu, informó la agencia de noticias Ansa.

Los partidos Nueva Democracia (conservador), el KKE (comunista) y la izquierda radical de Syryza votaron en contra, mientras la ex canciller Bakoyannis, de Nueva Democracia, votó a favor del controvertido plan del gobierno,

En tanto, Atenas sufrió otro día de fuertes protestas, una de ellas delante del Parlamento, donde unos 3.000 manifestantes exigieron rechazar el plan de ajuste y gritaron consignas tales como “devuélvannos nuestro dinero”, mientras varias otras plazas de la capital helénica fueron escenario de manifestaciones y combates callejeros.

Cabe recordar que durante el paro general de anteayer y las protestas, en donde se movilizaron unas 50 mil personas, murieron tres personas calcinadas durante violentos disturbios, después de que un grupo de manifestantes  prendiera fuego al edificio de un banco en Atenas.  La Policía ateniense pidió ayer a casi 2.500 efectivos de provincias como refuerzo.

En tanto, la crisis financiera griega fue el motor de la incertidumbre y del miedo reinante entre inversores y analistas que provocó una nueva caída del euro frente al dólar a 1,2611 unidades verdes por moneda común europea.

Comentarios