Ciudad, Edición Impresa

Al horno

El pan de cada día, más caro

El aumento en las tarifas de luz y gas, sumado a los costos de la harina, impactó en la industria de la panificación, que experimentó una suba de un 10 por ciento en sus productos. El kilo de pan está entre 30 y 35 pesos.


La suba en los costos de los servicios y materias primas impactó fuerte en la industria de la panificación y, como era de esperar, se reflejó en un aumento del precio del pan, que ya alcanzó un promedio de 30 pesos el kilogramo en las panaderías céntricas. Desde la Asociación Industriales Panaderos indicaron que les resulta muy difícil absorber los nuevos costos y que, en líneas generales, las ventas cayeron un 30 por ciento desde diciembre. De todas maneras, los comercios consultados por este diario ayer aseguraron que “la gente se queja, pero compra igual”.

“No hay un ítem en nuestra estructura de costos que no haya aumentado: luz, gas, agua, harina, levadura. Nosotros sacamos mensualmente un costo a través de una universidad privada de la ciudad. A veces miramos los números y nos sorprendemos de los costos, pero eso es lo que nos está marcando la realidad y lamentablemente lo paga el consumidor”, sostuvo Gerardo Di Cosco, presidente de Asociación Industriales Panaderos, en relación con la suba de precios de los panificados, que estimó en un 10 por ciento aproximadamente.

“En las panaderías que pagan impuestos y tienen empleados en regla, el kilo de pan está entre 26 y 28 pesos. Esta semana va a llegar a 30 o 32 en el mostrador, pero se prevén aumentos menores a los que se habla en Buenos Aires, que son del 40 por ciento; esa no es la realidad de todo el país”, agregó Di Cosco.

Sin embargo, un recorrido por algunos comercios céntricos mostró que la suba ya llegó a las góndolas. Con precios que varían entre los 30 y 35 pesos para el kilo de pan (en algunos casos ofrecen uno más económico a 24 el kilo con distinta calidad de harina), 120 pesos para el kilo de facturas, y entre 200 y 240 el kilo de masas, los comerciantes indicaron que, si bien la gente se sorprende y hasta se disgusta, no deja de comprar.

“El precio del pan en diciembre estaba a 18 pesos, mientras que ahora sube a 30 o 32, es decir que aumentó en casi un 80 por ciento. A nosotros como panade