Política

En lucha

El país entero para contra las políticas de ajuste de Macri

La medida comenzó a las 0 de este lunes y se hace sentir en Rosario, donde adhieren docentes de escuelas públicas y privadas, bancarios, estatales, choferes de colectivos y taxis, expendedores de combustible, recolectores de residuos y empleados de comercio, entre otros. Hay movilizaciones y cortes


Foto: Juan José García

La Confederación General del Trabajo (CGT) concreta desde la hora cero de este lunes su tercer paro nacional en rechazo a las políticas del gobierno de Mauricio Macri, con lo cual no funcionan la mayoría de las actividades y servicios, incluyendo escuelas públicas y privadas, bancos, dependencias públicas, expendio de combustible, recolección de residuos, servicio de colectivos y comercios, tanto en Rosario como en todo el país. También paran aceiteros, metalúrgicos, judiciales, Obras Sanitarias, Luz y Fuerza, y trabajadores aeronáuticos (no hay vuelos), entre otros. Sólo hay guardias mínimas en hospitales. Las dos CTA adhieren a la medida convocada contra el ajuste, el tarifazo y el acuerdo con el FMI, y por paritarias libres sin techo y en defensa de los puestos de trabajo.

Movilizaciones y cortes

En Rosario, la CTA de los Trabajadores, junto al Movimiento Sindical Rosarino y el Movimiento Obrero Santafesino, concentrarán a las 10 en Corrientes y San Lorenzo, para luego marchar hacia Sarmiento y Rioja, donde realizarán un acto frente a la sede de la Ansés. La CTA Autónoma convocó en Corrientes y Córdoba. En Rosario, también habrá cortes de tránsito en el acceso a la autopista Rosario-Buenos Aires, en Presidente Perón y Circunvalación y en Travesía y Juan José Paso.

En Capital Federal, si bien la idea de la CGT fue realizar un paro sin movilización, las agrupaciones de izquierda desafiaron esa postura y concretarán durante la jornada de la huelga movilizaciones con actos en el Obelisco. También harán cortes de calles en Panamericana y 197, en el Puente Pueyrredón, en el Acceso Oeste frente al Hospital Posadas y en la General Paz frente al Inti, entre otros lugares.

“El más contundente de los últimos años”

Con idas y vueltas y opiniones cruzadas, la entidad de la calle Azopardo viene manifestando su rechazo a las políticas económicas del gobierno, en especial el aumento de tarifas de servicios públicos y el acuerdo con el FMI.

También reclama la reapertura de paritarias luego de que varios gremios cerraran por el 15% de aumento, una pauta que ya quedó muy retrasada ante las nuevas previsiones de inflación que se ubican por arriba del 25%.

El miembro del triunvirato de la central Juan Carlos Schmid anticipó días atrás que el paro general de este lunes será “el más contundente de los últimos años”, y lamentó que “el gobierno no quiere reconocer que su programa económico ha fracasado en todas las líneas”.

La huelga general de la CGT se llevará a cabo luego de que fracasaran negociaciones con el oficialismo, que no estuvo dispuesto a cumplir con una lista de cinco reclamos de la central, que incluía suspensión de despidos durante seis meses, desestimar los puntos más conflictivos de la reforma laboral y la eliminación de Ganancias al medio aguinaldo de julio.

La medida llega también tras un delicado equilibrio que debió transitar la central obrera, que está dividida sectores más propensos al diálogo con el gobierno (“gordos” e “independientes”) y otros más intransigentes (con Pablo Moyano a la cabeza).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios