Edición Impresa, País

El oro verde en expansión

El Ministerio de Agricultura de la Nación calculó que el área sembrada con soja abarcará 18.200.000 hectáreas. La Bolsa de Comercio de Rosario estimó una cosecha de más de 50 millones de toneladas

La superficie sembrada con soja alcanzaría en el período actual un récord histórico.(Archivo: Juan José García)
La superficie sembrada con soja alcanzaría en el período actual un récord histórico.(Archivo: Juan José García)

La mayoría de las perspectivas coinciden en augurar una excelente cosecha gruesa para el período 2009/10. Al parecer la expectativa de los productores agrícolas no sólo está apuntalada por la futura campaña de soja sino por la marcha que trae el maíz de segunda, una práctica de siembra para este cultivo de verano que se afianza año a año, aunque hoy está un poco frenada por las condiciones meteorológicas. Vale acotar que la labranza temprana de maíz en la región se vio desplazada nuevamente por el avance de la superficie sojera denominada “de primera”.    

En un comunicado del Ministerio de Agricultura de la Nación se estima que la superficie sembrada resultará levemente superior a la de la campaña anterior, con estimaciones que las coberturas en el presente período alcancen un valor superior a las 18.200.000 hectáreas, que de concretarse, pasaría a constituirse en un nuevo récord histórico para el cultivo de la oleaginosa, superando en un 1,1 por ciento al área implantada en 2008/09. Con respecto al rendimiento medio nacional para  el presente ciclo productivo se proyecta en 27,5 quintales por hectárea.

Según datos del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec), el área sembrada con soja en la provincia de Santa Fe en el año agrícola anterior fue de 1.763.000 hectáreas, entre temprana y tardía.
 
Buena cosecha
 
Tal como habían adelantado las primeras proyecciones –tanto públicas como privadas– que se conocieron sobre la evolución del cultivo estrella, la Bolsa de Comercio de Rosario confeccionó un informe donde proyecta una producción de soja superior a los 50 millones de toneladas para este año. El dato fue difundido por el servicio Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la propia Bolsa de Comercio, que calculó una producción nacional de, para más exactitud, 50,8 millones de toneladas.

“En esta campaña el factor de mayor preponderancia en el incremento de la superficie sembrada con soja fue la reducción del área maicera en la zona núcleo –Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos– como también en áreas de Chaco y Santiago del Estero”, sostiene el informe de la institución que se erige en la céntrica esquina de Córdoba y Corrientes.

Del mismo modo, asegura que “se produjo un traspaso hacia el cultivo de soja, aunque de menor magnitud en valores absolutos, donde no pudo concretarse la siembra de girasol o se perdieron lotes a causa de la sequía”.

“Esto se dio en las regiones del norte de Santa Fe y sur del Chaco, y algunas áreas de la provincia de Buenos Aires, donde también fue menor la superficie implantada”, comentaron desde la Bolsa.

Con respecto al rendimiento medio nacional de la soja, estimaron que ron-dará los 27,5 quintales por hectárea y aclararon que para enfocar la proyección de rindes se trabajó partiendo de la tendencia de las últimas campañas excluyendo la del golpeado ciclo 2008/09.

El precio del oro verde sufrió variaciones a lo largo del año. Las exportaciones argentinas de granos se vieron afectadas por los efectos de la crisis económica mundial, con una caída del precio del cereal, que se fue recuperando en el último tramo del año pasado. El precio actual, según la cotización en la Bolsa de Cereales, es de mil pesos la tonelada.
 
El choclo se agranda
 
Las tareas de siembra en importantes zonas de la pradera pampeana se han visto demoradas y en algunos casos interrumpidas a causa de las precipitaciones acaecidas y la consiguiente “falta de piso”. De todas maneras, con el maíz se registra por estos días un repunte en la intención en el área a sembrarse (tanto como grano o forraje) que ubicaría a la superficie implantada en 3.160.000 hectáreas.

De esta forma la disminución del área implantada respecto del año anterior sería del 9,4 por ciento, aunque, como en el caso del trigo, se esperan altos rindes. De esta superficie un 81 por ciento correspondería a maíces con destino final de cosecha y el restante 19 por ciento para forraje.

De acuerdo con lo señalado en el in-forme del Ministerio de Agricultura de la Nación, el estado del cultivo puede ser considerado de bueno a excelente en casi la totalidad de las zonas productoras gracias a los importantes aportes hídricos producto de las últimas precipitaciones. Al contrario de lo ocurrido en el ciclo pasado, los productores piden que las lluvias se mantengan, aunque manifiestan algunos temores por posibles inundaciones en área destinadas a la agricultura.

Granizo en 6.000 hectáreas

Un área cultivada que abarca unas seis mil hectáreas de las provincias de Santa Fe y Córdoba registró los últimos días fuertes daños por caída de granizo. El meteoro afectó las localidades de Villa Eloísa, Cañada de Gómez y Armstrong en nuestra provincia, y Cruz Alta, en Córdoba. “Se estima en unas 6 mil hectáreas la superficie afectada, ocupada en su mayor parte con lotes de soja y, en menor medida, maíz”, se indicó en la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Comentarios