Edición Impresa, El Hincha

El futuro del autódromo

El nuevo Juan Manuel Fangio que se viene

El Hincha adelanta la ampliación del circuito, que en 2017 pasará a tener 3.400 metros y en 2018 tendrá 3.900.


La decisión política ya está tomada: Rosario tendrá un autódromo más amplio y así podrá albergar a dos categorías con las que el ‘mundo’ tuerca local y zonal sueñan: el Turismo Nacional y el Turismo Carretera. Este domingo todas las miradas estarán puestas en el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien confirmó su asistencia a la final del Top Race y seguramente hará oficial el anuncio del alargue del Juan Manuel Fangio, una obra prometida en campaña electoral, que fue madurando en los últimos meses y que ya tiene el visto bueno de ingenieros y de las autoridades de la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino, entidad que se encarga de la fiscalización de los circuitos en el país.

El autódromo rosarino cumplió una etapa. Y vaya si buena. Cinco años lleva desde aquel abril de 2012 cuando el Súper TC 2000 hizo vibrar a 30 mil personas. Un trazado corto (2.595 metros) pero exigente, veloz pero técnico, o hasta “boutique” como lo denominó el ex presidente del Súper TC 2000 Pablo Peón. Pero que cumplió una época. Y se decidió ir por más. En el medio, se zanjaron las discusiones con la ordenanza habilitante y más allá de que la actual no es la ideal, el autódromo está abierto y con los motores en marcha durante el año. Sin embargo, las autoridades locales pretenden más.

Y para ir por más hay que crecer. Y ese crecimiento es ampliarse. Así, desde hace años se habla del alargue del circuito. En la última campaña política el mandatario provincial lo prometió y según información exclusiva de El Hincha, la decisión ya está tomada: antes de fin de año comienzan las obras y para el segundo semestre de 2017 estará culminada la primera etapa de las dos que hay programadas.

La planimetría ya fue aprobada por ingenieros de la Municipalidad de Rosario y del gobierno de Santa Fe. Y el encargado de realizar el ‘nuevo’ Fangio es un hombre de enorme experiencia en diagramación de circuitos: el cordobés Sergio Salazar, encargado de la creación del imponente trazado de Termas de Río Hondo.

La primera etapa incluye una ampliación del circuito de los actuales 2.595 metros a 3.400. Esos 800 metros serán la extensión de la curva 1 (400 metros de ida y 400 de vuelta) hasta el límite del predio con el Bosque de los Constituyentes. Ese tramo flamante tendrá un ancho de pista de 15 metros, contra los 12 actuales. Además, se hará a nuevo el curvón de la salida de recta principal, un sector criticado por los pilotos por el salto que tiene. Allí también se hará más ancha la pista. Mientras que la recta principal también se modificará, pues el ancho pasará a tener 15 metros, corriéndose uno de los pilares de la estructura que sostiene el puente peatonal. Además, en la zona interna de boxes se pavimentará un sector que hoy es de tierra para permitir una mayor amplitud en el parque de descarga.

Esta primera etapa, cuya licitación saldrá en los próximos días, estaría culminada para mitad del año próximo, por lo que las autoridades del Fangio ya le han solicitado al Súper TC 2000 y al Top Race, habituales categorías que llegan en la primera parte de cada temporada, posponer la fecha aquí para el segundo semestre de 2017.

Sin embargo, la novedad para el año entrante, siempre y cuando estén las obras terminadas y aprobadas, es la probable llegada del Turismo Nacional, una divisional con gran presencia de pilotos, equipos y motoristas de la región. Según fuentes consultadas por El Hincha, Hugo Paoletti, titular de la Asociación Pilotos Automóviles Turismo (Apat), ya habría dado el okey para que Rosario sea sede en 2017 de una fecha del TN.

La segunda etapa de la ampliación del Juan Manuel Fangio ya es más ambiciosa no sólo por la extensión en metros sino por la obra en sí. A los 3.400 metros se le sumarán otros 500 en la zona más trabada, llevando el trazado a los 3.900. Sin embargo, aquí la decisión de las autoridades es el reasfaltado total del autódromo con un ancho de pista de 15 metros en todo su trayecto, con más vías de escape y un sector más amplio en el playón de boxes. Esta etapa se planificó para 2017, una vez que corran las tres categorías nacionales (STC2000, TRV6 y TN), y el final está previsto para 2018, año en el que la meta es la llegada del Turismo Carretera. Es más, dirigentes del Fangio ya han mantenido contactos con Hugo Mazzacane, titular de la Asociación Corredores Turismo Carretera, quien se mostró entusiasmado con la obra y a la vez ilusionado para que el popular TC pueda llegar en unos años a la Cuna de la Bandera.

“Con el TC metemos más de 60 mil personas”

Tres años y medio lleva Mauricio Malano al frente del autódromo Juan Manuel Fangio. Pato, como se lo conoce, asumió tras el fallecimiento de Miguel Pedrana, hombre determinante en la historia del circuito rosarino, pues fue quien peleó por la reapertura del trazado tras años de ostracismo y quien luchó hasta donde pudo para que el predio siga abierto cuando la ‘carrera’ se corría más en Tribunales que en la pista. Hoy, Malano sabe de la importancia del autódromo y de la necesidad de la ampliación, un viejo sueño de Pedrana.

“Traer una categoría nacional nos pone en la vidriera del automovilismo argentino, y hace cinco años que Rosario se ha consolidado como plaza del deporte motor nacional”, dijo Malano.

A la hora de hablar de lo que pretenden para el Fangio, el presidente aseguró que “la apuesta es tener un autódromo en donde puedan venir todas las categorías nacionales. Pero también la idea es un autódromo multiespacio”.

Malano es palabra autorizada para responder sobre lo que todos los ‘tuercas’ de Rosario y la región quieren saber: la ampliación del Fangio. “Me ilusiono con un 2017 con un autódromo más grande, algo que sería muy positivo para la ciudad. Porque la obra nos permitiría traer a los dos categorías que faltan, algo que sería un hecho histórico para Rosario”.

La ampliación del autódromo permitiría que el año próximo el TN pueda llegar a la ciudad y quizás en 2018 el TC. Y Malano redobló la puesta: “Si el Turismo Carretera llega a Rosario metemos más de 60 mil personas. Porque Rosario está enclavada en un lugar clave del país, porque estamos cerca de la mayoría de los equipos participantes, porque el rosarino y la gente de la zona está ávida por ver a tamaña categoría en la ciudad”.

Comentarios