Edición Impresa, Le ponen la firma

Fundaciones PRO

El novio de Michetti bajo la lupa judicial

La Justicia avanza sobre la ruta del dinero que le robaron de su domicilio a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, para determinar su procedencia y se evalúa analizar la situación patrimonial de su pareja.


La Justicia avanza sobre la ruta del dinero que le robaron de su domicilio a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, para determinar su procedencia y se evalúa analizar la situación patrimonial de su pareja.

Fuentes judiciales consultadas por la agencia NA advirtieron que podría complicarse el futuro judicial de la vicepresidenta si el origen de los fondos, en base a la explicación que ofreció, no está efectivamente documentado.

Michetti afronta una causa penal a raíz de la denuncia del abogado Leonardo Martínez Herrero y los diputados Rodolfo Thailade y Juan Cabandie: es por el origen supuestamente dudoso de 245.000 pesos y 50 mil dólares que le robaron de su casa particular en noviembre pasado, y por lo cual está acusado un integrante de su custodia, David Juan Pablo Cruzado.

Dinero suelto

La vicepresidenta explicó públicamente que 200 mil pesos eran de una donación que recibió la Fundación Suma, que ella presidía; que 45 mil pesos eran para pagar una refacción en su casa; y que los 50 mil dólares le habían sido prestados por su pareja, Juan Martín Tonelli Banfi.

En el Juzgado aguardan el pedido hecho a la Inspección General de Justicia (IGJ) para conocer el legajo de la Fundación Suma así como de otras similares: Fundar Seguridad y Justicia (presidida por Eugenio Burzaco); Creer y Crecer (a cargo de Néstor Grindetti) y Formar (presidida por Guillermo Dietrich).

Según indicaron los denunciantes, esas fundaciones eran utilizadas para financiamiento del PRO y la sospecha que crece en Tribunales es que están “flojas de papeles”, aunque se aguarda la documentación de la IGJ reclamada por el juez federal Ariel Lijo.

Fundación “desapegada”

El fiscal del caso, Guillermo Marijuan, así lo consideró en un nuevo escrito presentado la semana pasada, al señalar que la fundación Suma “registraría escasa actividad estatutaria y apego a las normas que la regulan, en contradicción con sus movimientos financieros”.

Es que los legajos que debieran presentar las fundaciones en ese organismo no sólo arrojan la composición de cada una de ellas, sino también los balances que están obligadas a presentar año a año.

El novio dolarizado

Por otra parte, en los próximos días, la investigación se centrará sobre Tonelli Banfi, ya que la vicepresidenta dijo que parte de su dinero le pertenece, y en lo que respeta al análisis de sus declaraciones juradas.

El abogado Martínez Herrera sugirió, al presentar la denuncia, la importancia de evaluar las declaraciones juradas de Tonelli Banfi para constatar si había constancias de los 50 mil dólares que habría prestado a su pareja.

Por ahora, sólo se pidieron las declaraciones juradas presentadas por Michetti en 2014 y 2015.

En tanto, Michetti, asesorada por Alejandro Pérez Chada, el mismo estudio que asiste a Mauricio Macri en distintas causas penales, prepara un descargo que en los próximos días presentará ante el juez Lijo.

Comentarios