Ciudad, Edición Impresa

Más trabajo

El municipio sale a buscar tierra para el parque industrial público

Fein anunció ayer a los propietarios de terrenos en desuso algunos incentivos para que aporten al proyecto productivo. El Ejecutivo también dio a conocer líneas de financiamiento blando a través del Banco Municipal.


El municipio presentó ayer dos proyectos que buscan mejorar las condiciones de competitividad de la industria local, suº traslado y la radicación de nuevas empresas en la ciudad. Las iniciativas incluyen, por un lado, la creación del primer parque industrial público rosarino. Por otro, se anunció el lanzamiento de una línea de financiamiento denominada Garantizar.

El anuncio se llevó a cabo en el Palacio Municipal y contó con la presencia de la intendenta Mónica Fein, la secretaria de Producción local, Eleonora Scagliotti, el presidente de Unirr (Unión Industrial Regional Rosario) y de Fisfe (Federación Industrial de Santa Fe) Guillermo Moretti y el concejal Martín Rosúa, autor de la primera de las propuestas, entre otros.

Luego de varias reuniones que se habían dado con empresarios industriales en el último tiempo, el Ejecutivo reglamentó la normativa aprobada por el Concejo a fines del año pasado que propone la creación de un parque industrial público en la ciudad.

Este viernes quedó abierta la convocatoria para que aquellos propietarios de terrenos en desuso sobre suelo industrial lo propongan para la radicación del proyecto. El llamado está orientado para lotes chicos, de 1.000 y hasta 1.500 metros cuadrados.

La iniciativa se complementa con otra ordenanza aprobada hace algunos meses en el Palacio Vasallo que duplicó las tierras que quedaron catalogadas como de uso industrial. En total, son alrededor de 500 las hectáreas en condiciones de utilizarse para ese fin, casi todo en zona sudoeste.

Claro está, el éxito o no del proyecto dependerá de las propuestas recibidas, las cuales serán analizadas por el municipio, que tendrá la última palabra.

De avanzar, una vez seleccionados los terrenos se pondrá en marcha un fideicomiso con el cual se pretende financiar las obras de infraestructura básicas para la producción industrial. Eso incluye la instalación eléctrica, obras de gas y pavimento, entre otras.

Desde el municipio explicaron ayer que el beneficio para los privados que cedan parcelas no es menor. Por un lado, evitarían pagar el fuerte aumento en la Tasa General de Inmueble que comenzará a regir en poco tiempo sobre los baldíos ubicados en suelo industrial. Por el otro, recibirán a cambio un porcentaje de su terreno con infraestructura terminada

“Para que se entienda y sea más sencillo, es muy parecido a la formación que hoy tenemos de fideicomisos para la construcción de un edificio: el dueño cede su terreno a cambio de que le den una determinada cantidad de departamentos. Esto beneficia a los privados que son dueños de tierras pero se les hace difícil afrontar un desarrollo de este tipo”, había explicado hace algunas semanas en diálogo con este medio Rosúa.

En tanto, también se busca que el parque industrial público sea una referencia para las empresas y pequeños talleres que tarde o temprano tendrán que mudarse ya que han quedado insertos en medio de la trama de la ciudad y en sectores donde no están habilitados para funcionar según el nuevo Código Urbano.

Créditos

A la par, ayer también se anunciaron dos líneas de créditos para los industriales locales con aportes del Banco Municipal.

Uno de esos financiamientos busca precisamente apoyar la instalación de empresas en el parque industrial público. El vicepresidente del Banco Municipal, Edgardo Varela, señaló que la línea está dirigida a firmas que quieran adquirir terrenos en el lugar.

“La financiación será del 100% del costo de la parcela, con un máximo de 1.200.000 pesos por empresa y un cupo total de 15 millones de pesos, con tasa fija, para los dos primeros años, del 24%, con cinco puntos subsidiados por la Municipalidad de Rosario, con lo cual llegamos al 19%; luego tendrá un interés variable”, explicó el funcionario.

En tanto, la segunda línea de créditos está orientada a inversiones productivas de aquellas pymes con mayor dificultad de acceso al sistema financiero, a partir de la cobertura del programa denominado Garantizar.

Los interesados podrán acceder a la línea especial para proyectos de inversión a 42 meses de plazo, con 6 de gracia sobre capital, y una tasa anual fija del 19%, todo ello con la cobertura de Garantizar, que está parcialmente subsidiada por el municipio.

Varela aclaró que ese aporte estará en vigencia hasta fin de año, financiará básicamente a proyectos destinados a la adquisición de bienes de capital no usados, la construcción de instalaciones para la producción y comercialización de bienes y la adquisición de inmuebles para esos procesos industriales.

“Se financiará hasta el 80% del proyecto, el monto máximo por empresa estará en el orden de los 500 mil pesos, y el cupo total de la línea de crédito rondará los 20 millones de pesos”, señaló el funcionario.

Fein destacó el aporte del banco público

La intendenta Mónica Fein mostró ayer en la presentación su satisfacción por la posibilidad de que Rosario tenga su primer parque público industrial.

“Desde hace tiempo venimos llevando adelante una serie de políticas públicas, acompañadas por iniciativas del Concejo, para este objetivo. Cuando mandamos nuestro Código Urbano al Palacio Vasallo decidimos algo que fue trascendente, definimos que gran parte de nuestras áreas de reserva se convirtieran en suelo industrial. Esta fue una decisión política para favorecer la instalación de nuevas empresas y posibilitar la ampliación de las existentes. Es por eso que buscamos mecanismos de financiamiento para que esas pequeñas y medianas empresas pudieran acceder a ese suelo industrial”, dijo la mandataria.

Tras eso, se refirió al rol que juega el Banco Municipal.

“Gracias a este banco público, que es el Municipal, que se ha consolidado como un actor clave para las pymes, es que podemos hoy presentarles esta línea de crédito. Cuando un Ejecutivo y un Concejo coordinan acciones, y tienen ordenanzas, y se complementan con iniciativas de concejales que entienden la importancia del desarrollo industrial, vamos por buen camino. Generar políticas de Estado que se consoliden a lo largo del tiempo es el sueño de todos, que las políticas tengan procesos de largo plazo y no se terminen con un gobierno”, resaltó Fein.

Comentarios