Política

Coparticipación

El monto de la deuda de Nación con Santa Fe ya quedó viejo

El senador Felipe Michlig calculó que asciende a más de 70.000 millones de pesos. El gobernador Lifschitz se reunió la semana pasada con el ministro Dujovne.


“Nosotros calculábamos $ 54 mil millones con un dólar a 17 o 18 pesos. Hoy eso es un 50% más", dijo Michlig.

Por la corrida del dólar, la deuda que mantiene la Nación con Santa Fe por descuentos irregulares sobre la coparticipación federal quedó desactualizada, según definió el senador provincial del Frente Progresista Felipe Michlig: “Nosotros calculábamos 54.000 millones de pesos con un dólar a 17 o 18 pesos. Hoy eso es un 50% más, tendríamos que estar hablando de más de 70.000 millones de pesos, si lo relacionamos con el precio del dólar”.

Las negociaciones entre la Nación y la provincia, por el pago de la deuda, avanzan a paso lento en medio de las turbulencias económicas que dominaron la escena política en los primeros meses de 2018. La semana pasada, después de reunirse con el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, el gobernador, Miguel Lifschitz, reveló que el gobierno de Cambiemos está dispuesto a devolver 31 mil millones de pesos –en bonos a largo plazo– y compensar el resto con obras públicas.

La provincia le exige a la Nación, al menos, 54.000 millones de pesos por los descuentos indebidos realizados entre 2006 y 2015 a favor de la Ansés y la Afip. Después de varias idas y vueltas, el gobierno central propuso un plan de pagos con bonos por una cifra muy inferior: 31 mil millones de pesos. En medio de las negociaciones, se disparó el precio del dólar y por ese motivo ahora en el Frente Progresista piensan que el monto quedó desactualizado.

El senador Michlig aseguró que “la deuda ya quedó totalmente desactualizada”. Y agregó: “Podríamos llegar a ese acuerdo, pero los bonos que nos quieren dar son no transferibles y no tienen actualización; esa es la contrapropuesta que hizo en la última reunión el gobernador Lifschitz”, en referencia al pedido planteado por el mandatario santafesino ante el ministro Dujovne por “algún mecanismos de actualización” que permita que los bonos no pierdan valor con el paso de los años y la inflación.

“Necesitamos bonos que podamos utilizarlos, por lo menos, como respaldo ante la toma de financiamiento en el mercado nacional e internacional”, indicó Michlig. “Pero, además, que tengan una actualización, porque si en el término de apenas un mes, por la corrida del dólar, se ha depreciado la moneda en un 40% o 50%, qué va a pasar cuando venzan estos bonos de acá a cinco, ocho, 10 o 15 años. No servirían ni para ir a comprar un encendedor al kiosco”.

Michlig es uno de los legisladores con mejor llegada a la Casa Gris. En 2016, poco después del fallo de la Corte Suprema que ordenó a la Nación devolver el dinero descontado, fue quien reveló en el Senado el monto histórico de la deuda: 23.479 millones de pesos en total, de los cuales 18.835 millones fueron retenidos para la Ansés y 4.644 millones para el Fondo de Autarquía de la Afip. Más adelante, fue uno de los senadores que impulsó la ley que establece que los recursos que obtenga Santa Fe de parte de la Nación se destinen exclusivamente a obras públicas.

El senador oficialista coincidió con el gobernador en la necesidad de lograr un mecanismo que permita conservar el valor de los bonos: “No hay problemas en que los bonos sean en pesos, pero tienen que tener una actualización que podamos defender lo que en un momento nos retaceó o no nos envió el gobierno nacional anterior. Eso nos produjo un perjuicio muy grande a los santafesinos”.

La otra gran incógnita son las obras que va a financiar la Nación en territorio santafesino para compensar los recursos que no va a enviar. El gobernador enumeró algunas de ellas la semana pasada: las autovías de las rutas 33 y 34, nuevos accesos a los puertos y el puente Santa Fe-Paraná. Por ahora, desde la Casa Rosada, no hay información sobre esas obras.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios