Política

Evasión

El ministro Dujovne declaró su mansión como baldío

El titular de Hacienda paga mucho menos de impuestos por su vivienda familiar, por el hecho de no tener declarados los 280 metros cuadrados de construcción en el lugar. La maniobra se suma al blanqueo de 20 millones de pesos y a los depósitos que tiene en el exterior


Dujovne declaró una lujosa mansión en el barrio porteño de Bajo Belgrano, como un terreno baldío.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, declaró su vivienda familiar, una lujosa mansión en el barrio porteño de Bajo Belgrano, como un terreno baldío, lo que le permite pagar mucho menos de le que debería al fisco, según indicó una publicación del diario Tiempo Argentino.

Según su última presentación patrimonial ante la Oficina Anticorrupción, es el segundo ministro más rico del gobierno de Mauricio Macri, en un gabinete que de por sí está formado por multimillonarios. Dujovne declaró una fortuna de 96,9 millones de pesos.

Entre los bienes declarados se encuentra la vivienda familiar, una lujosa mansión de tres plantas ubicada en Bajo Belgrano. Para el ente recaudador de la ciudad de Buenos Aires, sin embargo, el ministro de Hacienda vive en un baldío. Y eso le permite pagar mucho menos de lo que debería al fisco porteño.

El dato consta en la partida 034002 de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (Agip), correspon-diente a la propiedad. Según el último registro vigente, el ministro paga 2.458,11 pesos por mes de ABL e impuesto inmobiliario por un “descampado de 332 metros cuadrados, con 0 metros cuadrados de obra construida”.

La diferencia entre registro y realidad implica varios miles de pesos de ahorro para el funcionario: en la ciudad de Buenos Aires, tasa y tributo se calculan en función de la ubicación, la valuación y la cantidad de metros cuadrados cubiertos de la propiedad.

La casa fantasma tiene unos 280 metros cuadrados elevados en madera y hormigón. La construcción ocupa los 8,76 metros de frente del terreno, y se extiende hasta promediar los 38 metros que posee de fondo. El resto es un parque de gramilla verde que culmina en una piscina rectangular, según indicó Tiempo Argentino.

La ausencia de esa obra en los registros impacta sobre la valuación fiscal, que apenas alcanza los 589.947,40 pesos. A la cotización del viernes, unos 22 mil dólares. Menos de lo que cuesta un monoambiente en una zona desfavorable de la Capital Federal.

Bajo Belgrano es uno de los barrios más exclusivos de Buenos Aires. De hecho, varias casas vecinas a la vivienda de Dujovne están valuadas al triple y pagan tributos por más del doble de lo que abona el titular de Hacienda.

Asuntos de familia

Dujovne y su mujer, Carolina Elizabeth Yellati, compraron el terreno el 30 de mayo de 2003. La arquitecta a cargo de la obra fue Silvia Susana Hirsch, madre del ministro y socia de su marido Berardo en uno de los estudios más reputados del país: Dujovne, Hirsch y asociados. El estudio es famoso por haber diseñado la Trump Tower de Manhattan –el edificio emblema de la compañía que fundó el actual presidente de Estados Unidos–.

No es la primera vez que el patrimonio de Dujovne queda en medio de sospechas. En abril pasado la revista Noticias reveló que el ministro había blanqueado unos 20 millones de pesos en el último “since-ramiento fiscal”. La operación se habría concretado poco antes de que el ex columnista del TN y La Nación reemplazara a Alfonso Prat-Gay al frente del Palacio de Hacienda, a través de la sociedad extranjera Florentine Global.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.