Mundo

El Messi del hachís: desarticularon otra vez la poderosa red narco de un prófugo admirador del diez

La Guardia Civil española asestó un nuevo golpe a la banda de Abdellah El Haj Sadek, hincha del real Madrid pero que tiene como ídolo al rosarino que milita en el Barcelona. Su organización se recompone tras cada operativo. Él tiene protección en Marruecos


La Guardia Civil y la Policía Nacional desbarató, por cuarta vez luego de otras tantas recomposiciones, una de las organizaciones de narcotraficantes más relevantes que operan en la zona del Estrecho de Gibraltar y desde allí en toda Europa. Es la que comanda Abdellah El Haj Sadek, conocido popularmente como El Messi del hachís, prófugo de la justicia española. El hombre, nacido en Marruecos, es hincha del Real Madrid, pero su ídolo futbolístico es el diez argentino, del histórico rival Barcelona.

La operación denominada Botafuegos-Blaki consiguió incautar 8 mil kilos de hachís en las inmediaciones del Faro de Punta Carnero, en Algeciras, y en el interior de la bahía, cerca del río Palmones.

Algunos de los envoltorios de droga traficados por la red del marroquí llevan la marca “Messi 10”.

 

La investigación comenzó en diciembre de 2020. Hasta el momento, hubo 77 personas detenidas bajo acusación de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, falsedad documental y otros delitos. Además, se allanaron 10 viviendas y 14 lugares de almacenamiento de la droga, conocidos como “guarderías”.

La Guardia Civil recuperó 22 vehículos robados que se usaban para el transporte de la droga y habían sido sustraídos en su mayoría en Cataluña y la Costa del Sol.

Los efectivos policiales destacaron que que el Messi del hachís es el responsable de la mayor parte del tráfico de drogas en el Estrecho de Gibraltar, y que ramificó la organización para gestionar la logística de la ruta de la droga desde Marruecos, país en el que sospechan que se encuentra y tiene protección.

Fugado en 2019, suponen que está protegido en Tánger

Abdellah El Haj Sadek escapó de España en marzo de 2019 con un comunicado a los medios incluido: argumentó que estaba siendo sometido a una gran presión policial y que por ello sufría depresión. Su red, entonces y ahora, sufrió varios golpes de las fuerzas de seguridad pero se recompuso tras cada uno de ellos.

El narcotraficante es de origen marroquí, pero vivió desde la adolescencia en Algeciras (Cádiz).

Desde ese 14 de marzo de 2019, el Messi del hachís permanece prófugo de la justicia española.

Las fuentes policiales sospechan que el líder narco vive cerca de Tánger, donde estiman que dispone de contactos, protección y numerosos inmuebles lujosos.

Hace 20 años, cuando Mohamed VI, rey de Marruecos, llegó al trono, reposicionó la costa mediterránea de Cabo Negro, al norte del país, gracias a millonarias inversiones inmobiliarias extranjeras empujadas por la familia real alauí.

En la región de Tetuán se construyó un complejo de lujo, Tamuda Bay, donde el monarca tiene su residencia veraniega. Ese lugar, además, es el refugio de algunos narcos que operan en España. Uno es el Messi del hachís.

Comentarios