Edición Impresa, El Hincha

El Loco Peratta

El arquero rojinegro admitió que a veces asume riesgos innecesarios, pero dijo que lo hace para ayudar al equipo.

Sebastián Peratta está pasando por un momento impensado. Tras cinco torneos donde el arquero ostentó la valla menos vencida, en estas primeras fechas ya sufrió 17 goles. Pero el arquero confía en la levantada del equipo y aseguró que hará todo lo posible para ayudar, más allá de una frase que pinta el momento: “Corro el riesgo de recibir un gol de mitad de cancha”. 

—¿Qué sentís cuando ves la tabla y aparecés como el arquero más vulnerado del torneo?

—Mucha bronca. Tal vez esto sirva para valorar mucho más lo anterior. Parecía algo natural y sencillo que a Newell’s no le hicieran goles y la realidad era que costaba mucho. No creo que se valorara con justicia este hecho. En este campeonato no nos están saliendo las cosas, pero hay que estar tranquilo y reaccionar a tiempo. 

—¿Creés que es sólo responsabilidad de la defensa?

 —No, en absoluto. Lo que sucede es que en otros momentos la defensa se bancó al equipo torneos enteros y en esta oportunidad necesita una mano. Y el equipo se le tiene que dar.

—¿Genera mayor compromiso saber que el técnico necesita buenos resultados para seguir?

—No. Es un tema del que ya se habló muchas veces y es normal que suceda en el fútbol argentino, donde a partir de los malos resultados siempre se pide la cabeza del técnico. De todas maneras la mochila que tiene el equipo es cada vez más pesada. No encontramos ese resultado positivo que nos saque de donde estamos. No hay dudas que todo suma y cada día cuesta más levantarnos.

—El otro día te vimos muy enojado con el juez Vigliano, ¿no creés que a veces esto te saca del partido?

—El tema árbitros es muy complicado y prefiero no hablar, porque ya lo hice muchas veces y nada cambió. Igualmente las causas de por qué estamos tan mal no tienen que ver con los árbitros. Es un problema nuestro y no buscamos excusas en nadie. 

—Estás con cuatro amarillas, en tu caso el problema es evitar enojarte con los árbitros, ¿cómo vas a hacer?

—Es difícil no enojarse con los árbitros. A veces se equivocan feo. Seguramente me cuidaré un poco más y mandaré a otro a protestar.

—¿Dónde debe mejorar el equipo?

 —En todo. Estamos frágiles en defensa, perdemos las divididas, estamos en un momento donde pagamos todo. Los demás también se equivocan, pero nosotros no le cobramos con gol lo errores. Pero si en estos años fuimos protagonistas fue por el equipo y no por las individualidades. Y esa fragilidad que estamos tendiendo como equipo es la que en este torneo nos tiene tan mal.

—En los últimos partidos se te vio arriesgar de más, ¿es por necesidad o demuestra que cada día estás más loco?

—Sé muy bien que no tengo que arriesgar tanto, pero es mi forma de ser. Estoy haciendo todo lo posible para que me hagan un gol de mitad de cancha. Uno arriesga un poco más, en parte para empujar al equipo. Son riesgos que no debería tomar, pero pasa. No lo hago de canchero ni quiero hacerme el Loco Gatti. Me lleva la necesidad del partido y las ganas de salir adelante, aunque coincido que debería cuidarme más.

Comentarios