Política, Región

Desarrollo propio

El laboratorio público de Santa Fe comenzó a distribuir repelentes para prevenir el dengue

El Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) ya dispone de un lote de 5.000 unidades en spray que comenzó a distribuir en efectores públicos y en el corto plazo se producirán 20.000 más. El Ministerio de Salud busca anticiparse a la temporada del dengue, que el año pasado infectó a 5.000 personas


El Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe desarrolló un repelente para insectos y ya cuenta con el primer lote de 5.000 unidades con el objetivo de anticiparse a la temporada del dengue, que en 2019 tuvo en la provincia la cantidad récord de más de 5.000 contagios.

El Ministerio de Salud provincial indicó que el objetivo a corto plazo es producir 20.000 unidades del repelente de insectos LIF, que se presenta en spray de uso externo por 150 ml, y cuya entrega será gratuita para el sistema de salud.

El repelente de insectos LIF (spray de uso externo por 150 ml.) se incorpora a la lista de especialidades farmacéuticas fabricadas por el LIF, luego de haber sido desarrollado, producido y envasado íntegramente por las trabajadoras y los trabajadores del laboratorio. La fórmula es propia, realizada por los profesionales del área de Desarrollo.

Con respecto a este nuevo proceso productivo, Esteban Robaina, integrante del directorio del LIF, destacó: “La fabricación del repelente fue un pedido que nos hizo el gobernador Omar Perotti al inicio de la gestión, justamente anticipándose a lo que es la llegada de la temporada del dengue”.

Robaina señaló que “el LIF nunca había fabricado repelente, así que luego de una primera etapa de desarrollo propio interno, pruebas de validación, más la certificación y aprobación de la dirección de Inspección de Farmacia de la provincia, logramos tener disponible nuestro repelente de insectos. Como todos los medicamentos que fabrica el laboratorio, implicará para la provincia un gran ahorro en los costos, comparándolo con lo que sería su compra en el mercado”.

El funcionario expresó la incidencia de este producto y remarcó: “El repelente es distribuido a través de la dirección de Farmacia a toda la provincia. El objetivo es que llegue a todos los equipos que van a trabajar en la campaña de descacharrado y desinfección, que se llevará a cabo para prevenir el dengue. Además de proveerle en los efectores a las personas que están infectadas. Creemos que es un gran aporte para la salud pública de la provincia”.

El LIF produjo 24 especialidades y 42.659.148 unidades durante el primer semestre del año, bajo las siguientes formas farmacéuticas: ampollas, comprimidos, frascos, goteros y pomos. Además, en el marco de la pandemia, comenzó la producción de alcohol en gel, allí se desarrollaron más de 60 mil unidades por más de 24 mil litros.

Comentarios