El Hincha, Rosario Central

Victoria Gigante

El Kily tiene banca: Central mostró compromiso y fútbol para ganarle a Atlético Tucumán

El Canalla se impuso por 3-1 sobre el Decano con dos goles de Vecchio y uno de Ojeda. Salió de la racha perdedora y a falta de cuatro partidos para el cierre del campeonato, sigue en carrera en la lucha por ingresar a la Sudamericana.


Fotos: Franco Trovato Fuoco

La mejor banca. Central ganó de manera justa un partido clave. Un encuentro al que no le cabía otro resultado que el que se dio. Los jugadores cumplieron en el campo de juego y así ratificaron en la cancha lo que venían declarando con respecto a la banca hacia el trabajo del entrenador.

Un encuentro donde los futbolistas demostraron compromiso y en el que lograron revertir la mala imagen que tuvieron en los dos partidos anteriores. Central lo ganó bien y a falta de cuatro partidos para el cierre del campeonato, el resultado ante Atlético Tucumán le permite seguir en búsqueda del objetivo por entrar a la Sudamericana.

Las declaraciones de Ruben en la semana, las anteriores de Vecchio, Broun y Gamba donde expresaron el apoyo hacia el cuerpo técnico le faltaban una segunda parte, la más importante: la de adentro de la cancha. Y se dio y de muy buena manera, el conjunto del Kily se quedó con el partido y casi no pasó zozobras.

De arranque se vio la misma intención de siempre, la de ir a buscar el partido. Pero esta vez contó con el regreso de Vecchio, el diez se paró de enganche cuando el Canalla tenía la posesión de la pelota y se ubicó por la izquierda para hacer la línea de cuatro volantes. Con paciencia, con buen trato del balón las acciones rápidamente fueron del local.

Infantino, Martínez, Ruben tuvieron sus chances antes de la apertura del marcador. Un primer gol que vino después de una buena jugada preparada tras un córner que Central no ejecutó, sino que movió la pelota hasta que Blanco centró para la llegada de Ojeda en el segundo palo.

¿El rival? Poco, pasivo. Dos hombres de marca en el medio, una defensa dubitativa y de cara al arco rival solamente el intento con pases filtrados hacia los delanteros. Un cabezazo tras un córner que Fatura respondió bien y nada más.

Con el escenario a favor recién sobre el cierre del primer tiempo llegó el segundo tras una muy buena jugada en la que se encontraron Ruben y Vecchio, quien definió a la red; todo esto después de otro buen envío de Blanco.

En el arranque del complemento el Decano salió con la intención de pararse más arriba en el campo y tuvo una gran chance para descontar, pero Fatura se encargó de que eso no suceda. A partir de ahí la pelota se concentró más en el mediocampo. El Kily hizo retoques necesarios con el ingreso de Zabala lo que permitió a Infantino ir a controlar el sector izquierdo de la mitad de la cancha algo que Lo Celso no estaba pudiendo hacer.

Cuando el juego estaba lejos de los arcos llegó el segundo de Vecchio, el tercero de Central, el diez entró casi caminando al área para marcar el tanto y convertirse en figura del partido. A poco del final el rival llegó al descuento y desató la bronca de Broun que estuvo a minutos de terminar con la valla invicta, lo que hubiese sido la quinta en los 25 juegos que disputó el canalla en este segundo semestre. E instantes después Ruben tuvo la oportunidad de pasarlo a Kempes en la tabla de goleadores históricos, pero Luchetti se lo impidió.

Central lo ganó bien, lo hizo de manera justa un partido bisagra, que era clave en muchos aspectos. Los jugadores hicieron en la cancha lo que venían declarando con respecto a la banca hacia el entrenador. El Canalla empezó de la mejor manera una semana de tres partidos y los hinchas se fueron felices porque pudieron ir sin restricción de aforo a la cancha y por la victoria de su equipo.

Central recibe este sábado a Atlético Tucumán con la firme necesidad de volver a sumar de a tres

Comentarios