Edición Impresa, País

El juez de EE.UU. suspendió embargo a fondos del BCRA

Lo aseguró el secretario de Finanzas de la Nación. Y anticipó que el nuevo canje de deuda sigue adelante.

El secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, indicó ayer que el juez Thomas Griesa “retrotrajo su medida (de embargar fondos del Banco Central) por unos días hasta que las partes lleguen a un acuerdo” y afirmó que la reapertura del canje de deuda “no será interferida”.

“El juez Griesa, a partir de una manifestación espontánea de los abogados del Banco Central, decidió dar un tiempo a las partes para llegar a un acuerdo sobre el alcance de la medida”, indicó Lorenzino a los periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda. No indicó si la nueva decisión judicial trasuntaba a una suerte de respaldo al canje de la deuda para los “holdouts” –los bonistas que no entraron en la reestructuración con quita de 2005, entre ellos los llamados “fondos buitres”– o, por el contrario, busca una instancia paralela para los fondos que impulsaron la demanda, en mejores condiciones que la que plantea el nuevo canje.

Lorenzino explicó que Griesa “en concreto retrotrajo el status quo respecto de las cuentas del Banco Central al estadio previo al embargo, lo cual es muy distinto a lo que salió en algunos medios respecto a una eventual ampliación de la medida”.

“Lo que hizo (el magistrado neoyorquino) fue dar de baja la medida por unos días hasta que las partes lleguen a un acuerdo respecto a cómo implementarla, lo mismo que sucedió en el año 2005 con otro embargo a las cuentas del Banco Central”, aseguró el funcionario.

Lorenzino dejó en claro que ahora la situación está “pendiente de un acuerdo entre las partes sobre cómo hacer operativa la medida, ya que el embargo original sobre las cuentas del Banco Central implicaba la imposibilidad de movilizar dinero del Banco Central a través de las cuentas existentes en Nueva York”, lo cual, según la argumentación del gobierno, deriva en tornar inoperable al Estado nacional al impedir virtualmente las acciones cotidianas de movimientos de capitales.

En cuanto a la reapertura del canje, el secretario de Finanzas remarcó que “sigue su marcha y es un proceso que no tiene ninguna relación con las demandas contra Argentina en general”.

“El canje está previsto y se hará de tal manera que no sea afectado por ninguna medida impulsada por los fondos buitres”, explicó.

De hecho, “el juez Griesa hizo una manifestación concreta de que no iba a perjudicar en nada el proceso del canje, sino que lo tomaba como una solución para aquellos bonistas que no ingresaron en la instancia de 2005”, explicó el funcionario, aunque analistas políticos y económicos –aun del oficialismo– admiten que la pulseada externa e interna perjudicó las buenas perspectivas que tenía la nueva reestructuración puesta en marcha.

Pero Lorenzino no lo vio así: “El canje no será interferido y para nosotros todos los acreedores tienen los mismos derechos, por lo tanto ahora van a tener una nueva oportunidad”, dijo.

Comentarios