Edición Impresa, Política

El juego que más les gusta

El vicepresidente de la UCR, Ángel Rozas, impulsa la realización de elecciones internas en forma adelantada en el radicalismo. Julio Cobos, y en menor medida Ricardo Alfonsín, rechazarían la idea.

El vicepresidente primero de la Unión Cívica Radical, Ángel Rozas, anunció ayer que impulsará elecciones internas adelantadas en el centenario partido para definir el candidato presidencial para las próximas elecciones. El dirigente consideró que si esperan hasta el 14 de agosto, fecha prevista para las elecciones primarias abiertas, simultaneas y obligatorias, para definir la candidatura presidencial de la UCR, se quedarían “prácticamente sin tiempo de campaña electoral en el país” para las elecciones generales de octubre.

Según el dirigente, de esta manera se evita la “trampa del gobierno nacional ya que prácticamente hay una decisión tomada” de parte de Cristina Kirchner de buscar la reelección.

Rozas intentará convencer por estos días a los tres líderes que el radicalismo posicionó de cara al proceso electoral venidero de la conveniencia de llevar adelante el proceso de elección interna para ungir un solo candidato en forma anticipada: ellos son el actual vicepresidente de la Nación Julio Cobos, Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz, actual titular del partido, quien anunció días atrás su precandidatura.

Rozas reconoció que no encontró demasiado eco en esta postura en los primeros sondeos realizados, pero adelantó que igual viajará mañana a Buenos Aires para tratar de “volver a consensuar” una fecha para las internas anticipadas. “A Alfonsín no lo vi muy entusiasmado y a Cobos menos”, aceptó el ex gobernador de Chaco.

Cobos ya rechazó en varias oportunidades las propuestas para anticipar las internas fijadas por ley para agosto, por lo que Sanz y Alfonsín podrían competir en esa instancia previa sin la participación del actual vicepresidente de la Nación. En tanto, desde el entorno de Alfonsín algunos hombres de peso tratarían de convencerlo de participar de la contienda. Lo que quiere evitar Alfonsín, en caso de que Cobos no se presente, es un doble esfuerzo de campaña.

Por estos días se espera que se formalice la renuncia de Ernesto Sanz a la presidencia del radicalismo, para dedicarse de lleno a la campaña electoral. Desde ese momento, el alfonsinista Rozas conducirá el partido, pero lo haría de manera colegiada, junto al vicepresidente segundo del partido, el cobista Pablo Verani; el vice tercero, Carlos Becerra, y el secretario general, Jesús Rodríguez.

La elección de un único candidato en elecciones internas también le permitiría al resto de los partidos alineados con el radicalismo encolumnarse sin demasiadas interferencias y sin herir susceptibilidades en el tramo previo. En esa línea, el titular del radicalismo porteño, el alfonsinista Carlos Mas Velez, destacó que “es importante que el radicalismo llegue al proceso electoral de agosto, si se hace, con un candidato único, oficial, para luego consensuar con otras fuerzas un frente progresista que sea una real alternativa de gobierno”.

Comentarios