Policiales

Violencia en zona sur

El joven asesinado el domingo era un “alumno ejemplar”

Jorge Ayala tenía 22 años y cursaba el Bachillerato de Tablaba. El domingo lo asesinaron dos encapuchados.


El miércoles 24 de marzo Jorge Federico Ayala marchó por respeto y para que no haya maltratos. Lo escribió en un pañuelo blanco y lo mostró a sus compañeros del Bachillerato del barrio Tablada, donde había empezado a cursar la semana pasada. El domingo a la noche volvían juntos del Carnaval Villa Manuelita Resiste, en la plaza de la Resistencia, cuando al llegar a la puerta de la iglesia donde vivía Federico dos encapuchados le dispararon desde una moto en el tórax. La pastora y los amigos lo acompañaron al hospital Roque Saez Peña donde murió una hora después. No se sabe quiénes dispararon ni por qué.

Federico tenía 22 años y era de Saladillo. Pasó por varios barrios de Rosario y este año se mudó a Tablada. Vivía en una iglesia evangélica con una pastora, a media cuadra del local donde funciona el Bachillerato de Tablada, un proyecto que desde 2013 forma a jóvenes del barrio que tienen ganas de terminar el secundario.

Hace 15 días, los 65 alumnos que van al bachillerato empezaron el cursado. Federico se sumó la semana pasada. Según los profesores, estaba entusiasmado: iba todos los días y participaba en las clases. “Había encontrado un espacio donde se sentía contenido. Es muy difícil que los alumnos que recién ingresan participen y no falten. Federico era un ejemplo de un chico que quería hacer otra cosa con su vida”, contó Laura Venturini, una de las profesoras del Bachillerato.

El lunes no hubo clases, pero las puertas del local que funciona en Tablada permanecieron abiertas para que los compañeros se acerquen a hacer “un duelo colectivo”. Para Venturini y para los chicos, la muerte de Federico fue un golpe duro. “Se fue su amigo, su compañero. Estaba construyendo vínculos en el bachi y en el barrio. Los pibes saben que estas cosas pasan en el barrio pero es un golpe durísimo”, agregó.

Este miércoles a las 19 los compañeros y docentes harán una actividad especial para recordar a Federico.

Desde el Ministerio Público de la Acusación informaron que hay medidas en reserva y que aún no identificaron a los agresores. En la causa intervine el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Luis Schiappa Pietra, quien ordenó intervención del gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones, relevamiento de la zona del hecho, levantamiento de rastros y toma de testimonios. El cuerpo se envió al Instituto Médico Legal (IML) donde hicieron una autopsia e informe de balística sobre las vainas encontradas en el lugar y el tipo de calibre del arma utilizada.

Si te gustó esta nota, compartila