Edición Impresa, Tecnología

Ciencia y Tecnología

El Iset 18, una escuela terciaria que se renueva año a año

Gustavo Montero y Fabio Tomasi, docentes del Instituto, repasan las carreras y objetivos que cumplen 30 años.


“Terciario, público, gratuito y con excelencia académica”, resumen Fabio Montero y Gustavo Tomasi, secretario académico y responsable de la carrera de Periodismo, respectivamente, del Instituto Superior de Educación Técnica Nº 18 “20 de Junio”, o como lo llaman todos: el Iset 18. En el viejo edificio de Moreno 965, inició sus actividades en 1982, como hoy se lo conoce; como Instituto Superior. Sus antecedentes históricos, sin embargo, se remontan a 1946, año en el que se creó la carrera oficial de Perito en Publicidad y Ventas, en Rosario. Tres años después, en 1949, se sumaron las carreras de Periodismo, Fotografía y Bibliotecología. En los primeros años de la década del cincuenta se incorporó la carrera de Decoración de Interiores.

Durante los años de la dictadura, entre 1976-1983, el Instituto de Profesiones Técnicas fue convertido en una escuela técnica y el 2 de abril de 1982 se creó el Instituto Superior.

En 1985 se incorporó al Instituto la carrera de Locución que había sido creada un año antes. A partir de este año se comienza con la reforma curricular que tendía a reemplazar los planes de estudio de las carreras por nuevas propuestas acordes a los momentos históricos.

El Instituto hoy ofrece a los aspirantes seis tecnicaturas: en Periodismo, Bibliotecología, Publicidad, Locución, Diseño ocupacional y Fotografía, dictadas en tres turnos, mañana, tarde y noche para abrirles oportunidades a quienes trabajan. Conocido como Iset 18, ésta es “una institución pública que depende del Ministerio de Educación de Santa Fe; cuenta con 1.800 alumnos y más de 250 docentes en sus tres turnos; lo que lo convierte en uno de los institutos terciarios más importantes de la provincia. Cuenta con una capacidad de egreso de alrededor de un 55 por ciento”, afirma Fabio Montero, su secretario Académico, al momento de describir a la institución. “Todas son carreras técnicas, con excepción de Periodismo, que la ubicamos como sociohumanística”, agrega Gustavo Tomasi, jefe de la carrera y agrega que “soy el responsable de coordinar lo académico”.

—¿Con cuántos cupos cuentan?

—Tenemos un cupo de hasta 180 ingresantes. Lo alcanzamos todos los años. Son 60 alumnos por comisión. Tenemos tres comisiones que coinciden con los tres turnos en los que se dictan las diferentes carreras en el Instituto. En segundo año tenemos dos turnos; uno de 70 y otro, el de la noche, de 30 alumnos; y un tercer año que, por las exigencias de la carrera y porque la mayoría de los cursantes trabaja; se les hace difícil dadas las condiciones laborales del presente continuar con la carrera, con menor número de cursantes.

—¿Qué título otorga el Iset en Periodismo?

—Los alumnos egresan con el título de Técnico en Periodismo, con la opción de un año más; este año se hará una especialización en periodismo científico. Al ingresar en nuestra carrera, los aspirantes que se inscriben, saben que ingresan al mundo universitario, ya que el Iset 18 les posibilita, dada su articulación con tres universidades; la UNR, la UAI y la Universidad de Concepción del Uruguay, que puedan continuar en ellas y completar sus carreras y, así, obtener títulos de Licenciados en Periodismo. En Rosario, para darle un ejemplo, no existe la licenciatura en periodismo, y esta articulación lo permite. De no ser de esta manera, los aspirantes que quisieran estudiar la Licenciatura en Periodismo deberían dirigirse a la Universidad de La Plata.

— ¿Qué porcentaje de los egresados del Iset en Tecnicatura de Periodismo optan por completar la carrera de Licenciatura de Periodismo?

—Entre un 20 y un 30 por ciento.

—¿Qué proyectos tienen en carpeta, para ofrecerles a los estudiantes de Periodismo?

—Tenemos decidido ofrecer a la comunidad un cuarto año de periodismo con orientación al área institucional, que comenzará, en el año 2015. Creemos que es una necesidad y una interesante posibilidad para los chicos que egresan de la carrera de periodismo. Ya que la salida laboral en los medios tradicionales está muy concentrada y nosotros empezamos a notar desde hace unos años que existe una necesidad en las instituciones de trabajar la comunicación desde lo institucional. Por eso el Iset 18 ofrecerá esa especialización, a la que creemos no sólo como un punto a intervenir, sino como una necesidad de quienes vienen en busca de adquirir un expertise que les permite canalizar sus inquietudes profesionales con una rápida inserción laboral.

—¿Creen que se ha producido un cambio de paradigma en cuanto al ejercicio del periodismo?

—Efectivamente, vemos que ha cambiado el paradigma: en mi época nosotros nos formábamos para trabajar en diarios, radios y los canales de televisión. Un modo tradicional de la salida laboral. Hoy los estudiantes tienen otras expectativas y las canalizan en clubes, en barrios, en instituciones intermedias, en asociaciones deportivas, emprendiendo sus propios medios de comunicación, aprovechando las nuevas plataformas tecnológicas.

El Iset como facilitador

Fabio Montero, secretario de Extensión del Iset 18, destaca que desde la institución educativa “intentamos hacer la parte de facilitadores en los convenios con otras instituciones. Además de constituirnos en facilitadores de pasantías y actividades de comunicación; una de ellas es la página institucional que depende del área de extensión, a partir de la cual, toda la información que genera el instituto, se la vuelca en esa página que es un medio y un insumo para los propios integrantes de la institución, ya que, a veces, representa el único modo de enterarse de las diferentes carreras que se dan en el Iset y lo hacen a través de la página.

—Usted, además, ¿desarrolla actividad docente?

—Soy docente de la carrera de Locución y en la carrera de Periodismo. Estoy en el Iset 18 desde el 2006. En un instituto que es tal desde hace 32 años desde el 2 de abril de 1982, una fecha emblemática para nuestro país.

Gustavo Tomasi es Técnico Superior en Periodismo y, además, profesor en enseñanza superior en periodismo. En los 90 ingresó como estudiante “y desde esa época no me aparté nunca más. Fui alumno, adscripto, reemplazante, docente y hoy ejerzo la jefatura de la Carrera de Periodismo”, recuerda para enfatizar: “Por eso para mí tiene una carga especial, ya que siento que me realizo como persona. Cada vez que subo las escaleras, comienzo a sentir al Iset. Me pasa desde hace años y creo que me va a seguir pasando.

— ¿Qué gratificación le ha brindado ser docente en un instituto como éste?

— Desde siempre, me motivaron dos cosas: docencia y periodismo. Creo que se trata de dos actividades humanas que apuntan a lo mismo por diferentes vías: transmitir, comunicar, compartir. Se trata de una comunión: poner en común. En el aula se trata de poner en común al conocimiento, somos facilitadores para ponerlo en circulación. Es una forma de dar lo que tenemos; y ahí no veo diferencias entre ser periodista y ser docente. Lo demás es motivación, y poner pasión por lo que uno hace. Quiero tanto a este trabajo que hago que me parece fácil y no le encuentro la dificultad.

En tanto, para Fabio Montero, “ser docente ya es una gratificación por sí misma”; y agrega: “El lugar, muchas veces, es también decisivo, porque es donde uno siente la contención. Y cuando las escuelas y los institutos brindan esa posibilidad, uno se encuentra con mayor libertad de ejercer la docencia. El modo en que está organizada una institución facilita la tarea del docente; y ésta es, justamente, una institución facilitadora. En general los terciarios cuentan con esa particularidad. Son más personales. El cursado de lunes a viernes permite con los alumnos un contacto fluido, cotidiano y directo; y hasta más familiar”, concluye.

Comentarios