Edición Impresa, El Hincha

En doble turno

El inolvidable domingo del pibe Pruneda

El delantero de Tiro Federal anotó en el 1-0 ante Adiur por el Federal B y dos goles en el 3-3 frente a Americana en el Molinas.


Lucio Pruneda tuvo un domingo soñado, ideal e inolvidable. El delantero de Tiro Federal hizo doble turno con la casaca de los Tigres e infló la red rival en los dos partidos que tuvo la oportunidad de jugar. Marcó el gol del triunfo 1-0 sobre Adiur por el Federal B por la mañana y por la tarde se anotó un doblete en cancha de Unión Americana para el empate 3-3 por el Molinas.

El atacante de 21 años dialogó el día después con El Hincha y describió su domingo que lo tuvo como gran protagonista.

“Estaba citado para el Federal B, desayuné bien temprano un yogurt con cereal, unas masitas que me hizo mi mamá de avena, banana y dulce de leche y una ensalada de frutas y fuimos a la cancha con mi familia. Entré en el segundo tiempo y tuve la oportunidad de convertir el gol del triunfo. Cuando terminó el partido, el coordinador Billy Trebino me consulto si podía jugar en la local y le dije que sí. Al mediodía comí un pastel de carne con ensalada de lechuga, tomate y huevo en la casa de mi abuela que vive cerca de Unión Americana y tuve la chance de ser capitán y convertir dos tantos”, explicó, paso por paso, Pruneda.

El delantero de Tiro Federal explicó los tres goles que anotó el domingo.

“Contra Adiur fue un centro de Baclini, la despejó un defensor de ellos, Abascia la volvió a meter adentro y Angaroni ganó por afuera, no fue nada egoísta y me la dio para que la empuje. La mitad del gol es de él. El primero contra Unión Americana tiré una pared con Acevedo, me saqué de encima un defensor y definí cruzado de derecha. El segundo fue un pelotazo cruzado de Mariano Rolo a las espaldas de los dos centrales, quedé mano a mano con el arquero y la toqué a un palo”, explicó el delantero sobre los goles que seguramente perdurarán en su memoria por siempre.

Y agregó sobre la situación de convertir goles en dos partidos en un mismo día: “No me había pasado nunca, jugué varias veces dos partidos en un  día, pero nunca pude anotar en los dos cotejos”.

p21f2-juanjo

Pruneda hizo sus primeras armas en el baby de Central, luego pasó a Newell’s en edad de octava, jugó en Sarmiento (cuando estuvo la Fundación Messi a cargo), siguió en Comunicaciones de Buenos Aires y a principio de este año recaló en Tiro Federal.

“Estoy muy contento con este presente, más que nada por el equipo, se me está dando la oportunidad de hacer goles y contribuir. Uno siempre quiere estar más arriba, empezar a escalar y si se da la chance de jugar en un Federal A siempre voy a estar dispuesto”, afirmó el goleador.

Cuando llegó a Tiro, Pruneda se reencontró con Diego Angaroni, con quien compartió mucho tiempo la dupla ofensiva de la categoría 95 en Central.

“Estar juntos nuevamente en una cancha fue lindo. Nuestras familias son muy amigas. Aparte desde que empecé en Tiro Federal me sentí uno más en el grupo. Conocía a Acevedo, Brack y Abascia. No me costó  para nada integrarme al equipo”, aseguró Lucio.

El delantero rescató el apoyo incondicional de su familia, que le sirvió para seguir adelante a pesar de las adversidades.

“Es muy importante, pues siempre me siguieron a todos lados. Tanto en Rosario como en Buenos Aires estuvieron en todos los partidos. De no ser por el apoyo incondicional de ellos quizás no estaría jugando”, sentenció Pruneda, sobre el papel que cumplen su papá Gustavo, su mamá Laura y su hermana Abril. Sin olvidar que también su abuelo Edgar no se pierde un partido y su otro abuelo Hugo lo sigue por la radio y las redes sociales.

Por último, el goleador se refirió al futuro de Tiro Federal en el actual Federal B.

“Estamos para ascender, no tengo ninguna duda. Tenemos unas ganas terribles de jugar, el equipo va para adelante como sea y vamos a hacer todo lo posible por volver al Federal A”, concluyó el atacante que el domingo hizo horas extras.

Comentarios