Edición Impresa, Le ponen la firma

Reflexiones

El inmenso valor de la paz

Vuelve a nuestra cercanía el asesinato y tortura de ancianos con fines de robo, la utilización de niños en bunkers o delivery de drogas, pero también está el infatigable trabajo por la paz.

El llanto de un niño. El abandono de un anciano. La violencia familiar. Iteradas y replicadas conforman los grandes problemas de nuestra sociedad. El acostumbramiento a su presencia permanente lleva a que el asombro se direccione hacia otras violencias… Por estos días el impacto provino del informe del Senado de los Estados Unidos sobre las torturas aplicadas por la CIA. Como dijo el miembro informante: “Pensar que además no sirvió para nada”. Si de estos hechos hablamos, el recalentamiento de la barbarie del hombre pareciera estar a flor de piel más que nunca. No sólo se lo observa en los talibanes, o en el atentado en Pakistán que provocó la muerte de 132 niños, o la matanza de 44 estudiantes mexicanos. Vuelve a nuestra cercanía el asesinato y tortura de ancianos con fines de robo, la utilización de niños en bunkers o delivery de drogas, pero también está el infatigable trabajo por la paz. Y en ese camino la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos pasa a ser sin lugar a dudas el hecho político internacional más importante del año. Tanto el presidente Raúl Castro como su par estadounidense Barack Obama reconocieron en el  papa Francisco al protagonista silencioso y activo de dicha concreción. No sorprende esta capacidad permanente de Bergoglio de intentar abrir puertas donde hay candados, ya lo hizo cuando luego de su viaje por Israel y Palestina convocó  a los presidentes Mahmoud Abbas y Shimon Peres –que ahora le dejó el lugar a Reuven Rivlin– a orar por la paz. Lleva como consigna tres palabras en forma permanente: “solo sigue adelante”.

Para continuar con el tema de los asombros y/o sorpresas, la presidenta Cristina Kirchner produjo un cambio en su gabinete, pero no el esperado. Amado Boudou no toma licencia. La presidenta envió a su hombre de confianza (se mandó a ella misma) a la SI (ex Side). Con Oscar Parrilli llega la posibilidad o no, de controlar a jueces que últimamente trabajan de jueces. Nada hace prever que de aquí a las elecciones 2015 haya cambios económicos porque, como dice con mucha razón, el analista económico Alejandro Bonalumi: “En Argentina hace rato que no se toman medidas económicas, son sólo políticas”.

Daniel Scioli visitó Santa Fe, quedó muy contento con la organización que le prodigó el senador Alberto Crosetti, a quien instó a seguir trabajando en una conversación telefónica de 22 minutos dos días más tarde. El mayor problema –que no es privativo de Scioli– es que en Santa Fe el peronismo está absolutamente atomizado y se deja descuartizar sin oponer resistencia. Ante la orfandad dirigencial y la falta de generosidad de algunos, no es de descartar que los presidenciables prefieran no correr con el riesgo de tener candidatos. Massa estará recorriendo –de acuerdo a la información que dispongo– Rosario, tendrá encuentros con jóvenes, caminará la peatonal;  pero no terminaba de definir si irá acompañado con su candidato Eduardo Buzzi.

Miguel Lifschitz finalmente lanzará su candidatura el lunes 22 en Santa Fe. Realizó múltiples gestiones para llegar a un acuerdo de unidad con el radicalismo. El pasado miércoles  se dio por agotada tal posibilidad luego de una reunión entre referentes de ambos partidos. Mario Barletta lo quiere a Rubén Giustiniani como vice, pero éste prefiere encabezar la lista de diputados provinciales, esto impide –al cierre de este artículo– al sector de Jorge Henn/Palo Oliver  acordar dado que el hoy vicegobernador pretende el mismo lugar.

Lifschitz en su presentación rescatará parte de la gestión de Antonio Bonfatti y esbozará algunas ideas principales sobre la próxima etapa. Consultado sobre el tema inseguridad y narcotráfico dijo: “Si soy gobernador yo conduciré las fuerzas, el primer día de mi gestión me encierro con los tres poderes hasta acordar lo que vamos a hacer en esta materia”.

Miguel del Sel presentó en Rosario a sus principales colaboradores. Muestra con orgullo el aporte del ex ministro Juan Carlos Mercier, quien dice: “El socialismo recibió una caja con 500 millones de dólares, el próximo gobernador recibirá una caja en rojo. Si Del Sel es electo  gobernador reducirá la planta política y reconducirá el gasto”.

Llama poderosamente la atención que el gobernador Bonfatti haya dado a conocer el calendario electoral 2015 con un decreto (4.501/14) cuya ley que lo sustenta, la 12.367 está siendo debatida para su modificación en la Legislatura. Cuando se apruebe la nueva ley luego de promulgada y publicada, según el constitucionalista Diego Giuliano: “Jurídicamente deberá el gobernador, vía  decreto complementario, subsanar este tema. Al momento de la convocatoria regía le ley 12.367 con otros umbrales electorales y otras particularidades”.

La premura del gobernador utilizando una ley que quedará modificada ¿será porque el cronograma dado a conocer permite, ensamblar las elecciones provinciales con las candidaturas nacionales?

Comentarios