Edición Impresa, Espectáculos

Malinterpretado

El Indio Solari se enojó por el título de tapa de la “Rolling Stone”

"Cuando yo muero, mueren todos ustedes", dice la frase que fue malinterpretada y provocó una fuerte reacción por parte de detractores del músico.


El título de la tapa de la última edición de la revista Rolling Stone de Argentina desató una polémica ya que se le atribuye una frase entrecomillada al personaje de la portada, Carlos “Indio” Solari, quien dice no recordar haberla pronunciado durante la nota y reclamó escuchar la grabación.

“Cuando yo muero, mueren todos ustedes”, dice la frase, que estalló en las redes sociales, donde aquellos que nunca toleraron demasiado al ex cantante de los Redonditos de Ricota salieron a castigarlo por la supuesta vanidad y el egocentrismo de esa frase.

El revuelo fue tal que el Indio se tomó un tiempo para escribirle un email al director de la publicación, Juan Ortelli, para que le explicara el sentido de esa frase ya que él no recordaba haberla dicho.

“Juan, quisiera saber (aquí la RS llega mañana) en qué contexto debo leer los extractos de tapa. De haber dicho eso como ustedes lo publican, comprenderás que me tengo que internar en un psiquiátrico. De confirmarme vos esto te pido me envíes una copia de la grabación. Si no, no lo podré creer”, fue el primero de los emails que envió el artista.

El mensaje lo publicó Marcelo Figueras, el novelista que está haciendo la biografía del Indio, quien además publicó la respuesta de la revista.

“Entiendo que suenan fuertes esos extractos, cuando además se dan dentro de una conversación tan amplia, así que para contextualizarlos también te envío esto que publicamos hoy, un apunte doméstico donde contamos un poco cómo se dio esta entrevista (tu décima tapa en RS!) y el porqué de esa frase, que a nosotros nos pareció desafiante y que a la vez entendíamos como un chiste tuyo hacia la revista, o hacia todas las revistas de rock”, le respondieron.

Tras una serie de emails de intercambio, Solari nunca entendió el análisis de la revista y tampoco por qué decidieron titular de esa manera.

En un último mensaje, y con su habitual ironía, les respondió: “Acepto tus disculpas pero al editor deberían abobinarlo un poco. No estaba dirigido ni a las revistas y mucho menos al público. NO fue un afán mío por despedirme de ellos ni mucho menos. Está claro cuándo amplían esas líneas hasta hablar de «la resonancia» que los llevó a pensar que soy el imbécil que dice semejante burrada”.

“Es verdad, hoy al leer la revista está más claro. Pero no lo suficiente como para que el editor no entendiera. Y sí, también los medios que recogieron la noticia hicieron lo suyo, pero quienes pusieron ese extracto en tapa fueron ustedes. Ya el daño está hecho. Muchos de los visitantes se sintieron por horas impotentes y mi nombre adjetivado de muchas maneras petardistas”, concluyó Solari.

Comentarios