Asociativismo

Ajuste y resistencia

El Grito de Sunchales: “La solidaridad no paga Ganancias”

Funcionarios provinciales, legisladores y dirigentes de economía social se reunieron en la ciudad de la cuenca lechera. Del encuentro salió una firme oposición al artículo del proyecto de Presupuesto 2019 que grava a cooperativas y mutuales


Desde la ciudad de Sunchales, Capital Nacional de Cooperativismo, se materializó una contundente declaración dirigida al Congreso de la Nación que les plantea a los legisladores nacionales que “rechacen” el artículo 85 del proyecto de Presupuesto 2019, con el que se pretende gravar con Ganancias a cooperativas y mutuales.

Bajo el lema: “La solidaridad no paga Ganancias”, funcionarios del Ejecutivo provincial, legisladores, representantes de cooperativas, mutuales e instituciones vecinales de la cuenca lechera y de toda la provincia, colmaron las instalaciones de la Vecinal Barrio 9 de Julio para expresar una contundente oposición al intento del modificar la legislación impositiva a través del Presupuesto –tentativa cuya constitucionalidad ya fue objetada de antemano– presente en el proyecto que el gobierno nacional envió al Congreso.

El respaldo a cooperativas y mutuales –entidades sin fines de lucro– ante la ofensiva para que tributen Ganancias estuvo organizado por la mesa del Frente Progresista Cívico y Social de Sunchales y contó con la presencia del ministro de Gobierno, Pablo Farías, el intendente local, Gonzalo Toselli, y el diputado provincial Omar Martínez, entre otros funcionarios, legisladores y dirigentes políticos, sociales y gremiales.

En ese marco, el jefe municipal Toselli, del partido GEN (Generación para un Encuentro Nacional) hizo un repaso de la historia del cooperativismo y mutualismo en la ciudad lechera “que son promotores de desarrollo de las personas y de la comunidad en general”. Y remarcó que imponer Ganancias al sector es una medida “ilegal, inconstitucional y confiscatoria”.

Por su parte, el ministro Farías hizo hincapié en el apoyo del gobierno de Miguel Lifschitz a las cooperativas y mutuales por el rol que tienen en el desarrollo de la economía solidaria “y su influencia positiva a lo largo de todo el territorio provincial, aportando al desenvolvimiento de actividades culturales, deportivas, prestando servicios y contribuyendo a la sociedad”.

“El movimiento cooperativo y mutualista en el interior del país –destacó el ministro– cumple un rol fundamental. Como empresas centradas en las personas crean oportunidades de empleo y generación de ingresos; por sus objetivos sociales, aportan a la construcción de una sociedad más justa y equitativa”.

Con todo, el encuentro en Sunchales materializó un documento que expresa de manera contundente la posición: “Le decimos NO al artículo 85 del proyecto de Presupuesto nacional 2019 en el cual el gobierno de la Nación pretende gravar con el impuesto a las Ganancias” a las cooperativas y mutuales, señala el texto.

Y diferencia: “Son entidades sin fines de lucro que no generan ganancias sino excedentes que se reinvierten en beneficio de las comunidades, haciendo un aporte irreemplazable en el desarrollo de las personas y de los territorios, generando espacios inclusivos basados en el ahorro local, el trabajo productivo, el desarrollo económico y la participación democrática de las personas en las decisiones sobre la actividad económica”.

En su párrafo final el texto apela a los 19 diputados nacionales y a los tres senadores nacionales santafesinos: “Le solicitamos a los legisladores nacionales que defiendan los intereses de las cooperativas, mutuales y de todos los argentinos rechazando el artículo 85 del proyecto de ley de Presupuesto y/o cualquier otra iniciativa similar que intente avasallar estos derechos”.

 

Qué lejos quedó la ley

La ciudad de Sunchales, del norte del departamento Castellanos fue declarada a “Capital Nacional del Cooperativismo” en 2005, a través de la ley 26.037.

La decisión, en aquel momento, se sostuvo en que, tras un modesto inicio fundacional 67 años antes, para ese momento la ciudad agroindustrial se había convertido en un faro para el sector. “En el presente constituye centro federativo cooperativo que extiende su presencia y accionar a cuatro provincias de la región central del país, albergando en su ámbito territorial y organizativo a más 100 cooperativas primarias representativas de 2.200 explotaciones agropecuarias, resultantes actuales de varios miles más de unidades más pequeñas, productos de sucesivas divisiones por herencia familiar, que se unieron en un proceso de integración de base orientado a fortalecer su tecnificación, eficiencia productiva y rentabilidad”, expresaba el dictamen del proyecto, que había presentado el entonces diputado nacional del peronismo Jorge Giorgetti.

Ahora, trece años después, y con una de las cooperativas más emblemáticas del país –Sancor, cuya sede está precisamente en Sunchales– en vías de desaparecer como tal, el sector enfrenta el embate para gravarlo.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios