Ciudad, Edición Impresa

Violencia de género

El grito de “Ni una menos” se multiplicó en todo el país

Al cumplirse un año de su primera edición, el repudio al maltrato y el reclamo de justicia volvieron a las calles.


La convocatoria “Ni una menos” al cumplirse el año de su primera edición, reunió a decenas de miles de personas autoconvocados y organizaciones sociales y políticas, que marcharon ayer en todo el país. La mayor convocatoria en repudio a la violencia de género y en reclamo de justicia estuvo en la ciudad de Buenos Aires, frente al Congreso de la Nación.

Luego, hubo marcha hacia la plaza de Mayo. Con rostros de víctimas en pancartas que dieron presencia a mujeres víctimas de femicidios, grupos de manifestantes hicieron muestras artísticas e instalaron en el perímetro de reja del Congreso fotos de niñas y jóvenes por las que reclaman justicia las organizaciones de género.

Las calles y avenidas porteñas hormigueando de manifestantes, marcaron un nuevo capítulo de la iniciativa encabezada por un cartel de la “Campaña contra las violencias hacia las mujeres”.

Hubo negocios abiertos, personal que se asomó de los hoteles de la Avenida de Mayo para saludar a las decenas de miles de personas que tapizaron el recorrido, y muchos participantes que espontáneamente fueron estableciendo el corte de tránsito por donde pasaba la marcha, ya que no fue visible un operativo policial.

Entre los participantes no faltaron las diputadas y diputados del Parlasur, las columnas de partidos políticos como el Frente de Izquierda de los Trabajadores, la “Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”, organizaciones de derechos humanos y legisladores del Frente para la Victoria y el PRO.

También organizaciones de mujeres como las Vecinas de Once y las Insurrectas, además de gremios como el Sipreba de Prensa de Buenos Aires; de docentes

Ademys y AGD; de ferroviarias y estatales de Capital, y diversos municipios que generaron áreas específicas.

Con el concepto de que ninguna mujer está sola, el colectivo “El arte como herramienta de lucha” pidió con dos actrices vestidas de negro abrazos a los transeúntes, lo que puso una nota emotiva a la algarabía y el colorido de la marcha: “No nos tiene que vencer el silencio”, apelaron con un cartel.

Un conmovedor grupo con “ropas de las que ya no están” reunió a mujeres sordas y discapacitadas auditivas, quienes atraviesan procesos de rehabilitación por diversas situaciones de violencia Frente al popular cine Gaumont, gente solidaria autoconvocada reunía una colecta para Brisa –nena que motivó un proyecto de ley de compensación económica para chicos huérfanos víctimas de femicidio–, con pedido de ayuda alimentaria para la familia a cargo del abuelo viudo.

Era llamativa la cantidad de organizaciones barriales agrupadas para ayudar a mujeres víctimas de violencia.

A la llegada de la enorme movilización a Plaza de Mayo, un vallado por detrás de la Pirámide, tras el que formaba la Infantería en actitud de guardia, le puso límite al avance.

Un grito a lo largo del país En Córdoba capital, la movilización tuvo su epicentro en Colón y Cañada.

En la ciudad de Mendoza, la convocatoria fue en San Martín y Garibaldi, mientras que en Mar del Plata la concentración se dio en Avenida Luro y Mitre.

En La Plata el reclamo se concentró en la Plaza Moreno.

En Neuquén, cientos de mujeres se reunieron frente al monumento a San Martín y en Salta lo hicieron en la Plaza 9 de Julio.

Además hubo movilizaciones en otras 70 ciudades del país. Un horror que continúa La primera marcha bajo el lema de “Ni una menos” se organizó tras el crimen de Chiara Páez, de 14 años, asesinada el 10 de mayo del año pasado en Rufino, provincia

de Santa Fe. Por el crimen, su novio de 16 años asumió la culpabilidad.

Esta semana se conoció un informe que reveló que, entre el 1° de junio de 2015 y el 31 de mayo de 2016, hubo en el país unos 275 femicidios “vinculados” de mujeres y niñas, mientras que fueron 35 los femicidios “vinculados” de hombres y niños, durante ese mismo período.

Los datos corresponden a un informe realizado por el Observatorio “Adriana Marisel Zambrano”, dirigido por la Asociación Civil La Casa del Encuentro, y con el apoyo de Fundación Avon, el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y las Naciones Unidas.

Del total de casos, 108 de ellos involucran a maridos, parejas y novios, mientras que 59 fueron los cometidos por personas sin vínculo aparente.

En tanto, son 54 los casos de femicidios vinculados con ex maridos, parejas y novios.

Un acompañamiento local

La convocatoria a marchar al Monumento a la Bandera bajo la consigna “Ni una Menos” como repudio todas las formas de violencia contra la mujer (la intendenta fue parte de la marcha).

Éstas se perpetran a diario con una crueldad cada vez mayor, lo que impone que el tema sea tomado como prioritario por todos los que tienen responsabilidades de gobierno, con presupuestos acordes y equipos de asistencia especializada.

Desde la Municipalidad se reestructuró la atención mejorando el Teléfono

Verde, sumando dispositivos terapéuticos para mujeres, creando espacios de encuentro con las organizaciones del territorio que trabajan en atención y prevención, refaccionando y optimizando los centros de protección; y profundizado el trabajo de prevención, en especial con los jóvenes.

Estos cambios se dieron en un contexto de aumento de la demanda por parte de mujeres que son víctimas.

En lo que va del año se recibieron 1.432 consultas en el Teléfono Verde y se alojaron en los Centros de Protección a 40 mujeres y 80 niños y niñas.

Las denuncias anónimas pueden hacerse llamando al 0800 4440420 o al 144 durante las 24 horas para recibir asesoramiento, contención y acompañamiento.

Comentarios