Política

"Patoteros indecentes"

El gobierno redobló su ataque contra el sindicalismo

“Patoteros”, “indecentes”, son los adjetivos que utilizaron los referentes de Cambiemos para atacar a los gremios.


Luego de que el moyanismo anunciara una movilización de camioneros para el 22 de febrero, y que los triunviros de la CGT comiencen a mostrarse más combativos con el gobierno nacional, el oficialismo redobló ayer las críticas al sindicalismo al rechazar las “patoteadas” de los “indecentes” y advirtió que el movimiento obrero “va a tener que modernizarse y cambiar”.

Luego de varias semanas en la que distintos dirigentes sindicales estuvieran en la mira del Poder Judicial, funcionarios y legisladores de Cambiemos continuaron con las duras críticas hacia ese sector.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, subrayó que hay “una crisis de representatividad y de conducción” en el sindicalismo y señaló que el gobierno tiene que “manejarse con lo que hay”, ante lo cual afirmó que “eso muchas veces complica las cosas”.

“Evidentemente hay una crisis de representatividad y de conducción, no sólo en el sindicalismo, en general en todos los órdenes de la vida pública argentina. Ocurre lo mismo en el empresariado, en la oposición política al gobierno”, manifestó el funcionario nacional.

“Trabajamos con la CGT y con la mayoría de los representantes de los trabajadores durante muchos meses para modernizar las relaciones laborales. Y bueno, todo ese esfuerzo se complicó, en gran medida por la falta de representatividad y los problemas de conducción del sindicalismo”, manifestó el referente oficialista.

Por su parte, la diputada nacional de Cambiemos Graciela Ocaña, que fue el blanco de las críticas del secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, rechazó las “patoteadas” referente sindical y le reclamó que “responda a la Justicia” por las causas en su contra.

“En vez de discutir conmigo, lo que tiene que hacer Hugo Moyano es ir y presentarse ante la Justicia para explicar cómo constituyó una red de sociedades que tiene como beneficiarios a sus familiares”, indicó.

Ocaña repudió así los dichos del ex líder de la CGT, quien había lanzado: “No es la hormiguita, es la cucaracha. Hace 25 años que vive del Estado y no presentó nunca un proyecto”.

“Que se quede tranquilo, porque siempre he trabajado. Lo que no sabemos es qué hizo Moyano, porque siempre fue sindicalista y no sabemos de ningún trabajo conocido de él. Estas patoteadas no sirven para nada y acá lo que tiene que hacer Moyano es responde a la Justicia. Parece que no puede, por eso hace todas estas cosas”, desafió la ex ministra de Salud.

En ese sentido, aseguró que el líder camionero es un “empresario” que “está acostumbrado a los privilegios” y que “hace muchos años que dejó de ser representante de los trabajadores”.

“Moyano no me perdona que denuncié a una mafia que utilizaba los fondos de la salud entregando medicamentos adulterados y robándole la plata de la salud a la gente. Los Moyano tienen que responde a la Justicia en las diversas causas que tienen”, concluyó.

Ante el enfrentamiento que recrudeció en las últimas semanas, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, aseguró que “el sindicalismo va a tener que modernizarse y cambiar”, mientras que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, señaló que “los propios gremios tendrán que generar su recambio”.

“Creemos en un país en el que es lógico, bueno y positivo que existan sindicato; lo que es malo es que hayan sido tan permeados por las malas prácticas políticas y la corrupción”, sostuvo el funcionario nacional, quien consideró que los representantes de ese último grupo “son los últimos resabios de un pasado”.

En tanto, el mandatario porteño coincidió en que “no se puede generalizar”, pero planteó que “hay sindicalistas con los que se puede hablar y se está hablando; y hay otros que ya no, que son parte del pasado”.

Finalmente, el diputado nacional Pablo Tonelli aseguró que los sindicalistas “son todos unos indecentes que tienen que explicar muchas cosas” y los acusó de “estar acostumbrados a la impunidad, a ser intocables”.

Si te gustó esta nota, compartila