Edición Impresa, Política, Últimas

El gobierno recogió el guante en la polémica por los ATN

Binner, Bonfatti, y el viceministro de Economía, Fernández, refutaron los dichos de Kirchner en Pérez.

Frente al consejo del ex presidente Néstor Kirchner al gobernador Hermes  Binner, plasmado en el escenario del acto partidario del último jueves a la noche en Pérez,  donde le pidió que esté “en la grande, no en la chiquita, y  no les trabe los ATN (Aportes del Tesoro Nacional) a los jefes comunales”, el gobierno provincial ensayó ayer tres respuestas. La primera, del propio Binner, quien dijo que la mejor forma de explicar las cosas era “mirar los números”, aunque no dio cifras y prefirió “no polemizar”. La segunda fue la del ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, quien dijo que Kirchner estaba “mal informado”. La tercera respuesta, del viceministro de Economía, Carlos Fernández, sí apuntó a los números, pero también a un tema tangencial al propuesto por Kirchner.

Fernández aseguró que “Santa Fe es una de las cuatro provincias menos favorecidas” en lo relativo al dinero que reparte la Nación en concepto de ATN, aunque en referencia estricta a lo planteado por el ex presidente, admitió que la administración Binner redirecciona los fondos que se envían desde la Nación: “En 2008, al asumir, advertimos que un 90 por ciento (de los ATN)  iba a municipios del PJ y un 10 por ciento a municipios de otros signo”, sostuvo, para luego admitir que “se redireccionaron los fondos para no avalar un direccionamiento tan fuerte de los escasos fondos”, por lo que ahora “se reparten 50 y 50”.

Ese “redireccionamiento” del que habla Fernández es el origen de la frase de Kirchner, pidiendo que no se queden “en la chiquita”, ese derecho que la provincia se reserva para reasignar las partidas que vienen en concepto de ATN de la Nación.

A modo de ejemplo, Fernández dijo: “Si vienen 100 mil pesos para los municipios justicialistas, se respeta a los municipios elegidos, pero se da la mitad a municipios del Frente Progresista”.

Según la ley de coparticipación, los ATN, aportes no reintegrables, se conforman con el uno por ciento de los recursos coparticipables y el 2 por ciento de lo recaudado por el impuesto a las Ganancias.

Fernández insistió en la gran diferencia entre lo que aporta la provincia a través de esos descuentos y lo que recibe luego del gobierno nacional: “Santa Fe, en este semestre, recibió 260 mil pesos y aportó 74 millones. El año pasado aportamos 111 millones y recibimos 2 millones 740 mil pesos”.

En el acto kirchnerista del jueves a la noche en Pérez, donde estuvieron presentes más del ochenta por ciento de los intendentes y jefes comunales del PJ santafesino, el ex presidente Kirchner insistió con los ataques al gobierno provincial y lo acusó de “centralizar la caja” y de querer “tener de súbditos a los intendentes”.

Binner, conciliador

El gobernador no se prendió a la polémica, y le quiso bajar el tono a la acusación, llamando a buscar las cifras del conflicto: “Yo digo que cuando se pueden verificar en los números indudablemente que es la mejor forma de explicar las cosas. No nos interesa la polémica alrededor de si se cumple o no se cumple si no tenemos los números en la mano. Y creo que en ese sentido hay datos tanto del Ministerio del Interior de la Nación como del Ministerio de Economía de la provincia, que están demostrando por dónde pasan las cuentas, algo que es verificable”, afirmó el mandatario.

Bonfatti, por su parte, dijo que el dinero de los ATN es “para garantizar cuando hay una provincia con dificultades financieras y está conformada por lo que aporta cada provincia, mejor dicho, por lo que se retiene a todas las provincias argentinas de la coparticipación”. El funcionario defendió además la potestad que tiene la provincia para su reparto, aunque el destino sea decidido por el gobierno nacional: “Para dárselo (el dinero) a las comunas tiene que pedir permiso a la provincia”, explico el ministro de Gobierno.

Comentarios