Economía

Con los jubilados no

El gobierno nacional emite deuda desde la Ansés para pagar más deuda

La administración de Macri emitirá Letes por 86.000 millones de pesos suscriptas desde el organismo de seguridad social. Serán destinadas a los servicios de otros préstamos y para gastos operativos


La gestión Macri utiliza al ente encargado de pagar las jubilaciones para generar deuda.

El gobierno nacional oficializó este miércoles la emisión de Letras del Tesoro por hasta 86.000 millones de pesos, a un año de plazo, que serán suscriptas de manera directa por la Ansés. ¿Qué significa esto? Que la gestión de Mauricio Macri utiliza al ente encargado de pagar las jubilaciones, las pensiones y las asignaciones para generar deuda para pagar los servicios de otra deuda y resolver gastos operativos en el “marco de la programación financiera” adoptada para el año próximo.

La situación económica y financiera del país se deteriora, los índices inflacionarios y la cotización cambiaria no logran estabilizarse, y el gobierno decide meter mano en otra caja, la de los jubilados, para sostener el rumbo errático de su administración.

La decisión se tomó a partir de una resolución conjunta de las secretarías de Finanzas y de Hacienda, publicadas este miércoles en el Boletín Oficial.

“En el marco de la programación financiera para este ejercicio se ha acordado con las autoridades de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés), organismo descentralizado en la órbita del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, la suscripción de Letras del Tesoro en Pesos”, según el texto oficial.

Estas Letras tienen como fecha de emisión el 26 de diciembre de 2018 y de vencimiento, 26 de diciembre de 2019 (un año de plazo); la moneda de emisión y pago son los pesos y la moneda de suscripción, pesos o dólares, utilizándose para su conversión el tipo de cambio de referencia de la Comunicación “A” 3.500 publicada por el Banco Central el día hábil anterior a la fecha de liquidación.

La forma de colocación es por suscripción directa, la amortización íntegra al vencimiento y devengará intereses a tasa variable, pagaderos trimestralmente el 27 de marzo, 26 de junio, 25 de septiembre y 26 de diciembre de 2019.

La tasa variable “será el equivalente al promedio aritmético simple de las tasas nominales anuales (TNA) de Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos o las que las reemplacen en el futuro, en base a los precios de cierre publicados por el Mercado Abierto Electrónico (MAE) en el resumen de operaciones del Boletín Diario, para el plazo más próximo a 90 días, que no podrá ser inferior a sesenta 60 días ni superior a 120 días”, de acuerdo con la resolución conjunta.

Las Letras del Tesoro serán intransferibles y no tendrán cotización en los mercados de valores locales e internacionales.

No es una prioridad

La llegada de Cambiemos al gobierno nacional no fue una buena noticia para los jubilados y pensionados. Si bien la administración Macri comenzó su gestión pagando los juicios por la actualización de los haberes de los jubilados (que sin embargo también recibió muchas críticas de especialistas, entre ellas el coeficiente utilizado para la reparación), luego comenzó a tomar decisiones que los perjudicaban.

Desde cambiar la fórmula de la movilidad jubilatoria, que redundó en una pérdida de 30 por ciento del poder adquisitivo de los haberes, hasta la venta de acciones del Fondo de Garantías de Sustentabilidad para afrontar gastos corrientes, situación que reflejó lo acordado con el Fondo Monetario Internacional.

Tampoco el gobierno nacional decidió incluir a jubilados y pensionados entre los sectores beneficiarios de un bono de fin de año que permita amortiguar aunque sea un poco la pérdida del poder adquisitivo ante una inflación de casi 50%.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios