Región

Inundaciones en el norte

El gobierno nacional decretó la emergencia hídrica por 180 días

Alcanza a las zonas del norte del país afectadas por las últimas lluvias. A través de beneficios impositivos, se apunta a darle continuidad a la actividad productiva, proteger los puestos de trabajo en los sectores afectados y amortiguar el impacto de las inundaciones


El presidente Mauricio Macri firmó el decreto 67/19 por el cual se declara el “Estado de Emergencia Hídrica”, por 180 días, en las zonas del Noroeste y del Litoral afectadas por las inundaciones. La delimitación del alcance de la normativa, que prevé beneficios impositivos para los damnificados, será determinada por el Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil.

El decreto presidencial indica que “la magnitud de los acontecimientos requiere que todas las áreas del gobierno nacional aúnen esfuerzos para brindar soluciones inmediatas y efectivas para amortiguar el impacto de los mismos en el ámbito social, económico y productivo. Las acciones deben abarcar todo lo necesario para enfrentar la situación y paliar sus efectos negativos sobre los habitantes y sus bienes, como así también de las unidades productivas”.

A través del decreto, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, el presidente solicita a los diferentes ministerios y organismos nacionales que adopten medidas para afrontar la emergencia y prestar “una urgente asistencia a los damnificados”. Además, establece que la Nación se compromete a realizar las obras de infraestructura “que permitan prevenir o mitigar inundaciones y eventos climáticos extremos en las zonas declaradas en situación de emergencia hídrica”.

En cuanto al alcance de la emergencia, el decreto firmado por Macri instruye al Ministerio de Producción y Trabajo y al Banco Nación a que “adopten las medidas necesarias para preservar la continuidad de la actividad productiva y la conservación de los puestos de trabajo de los sectores afectados”.

También se solicita a la Secretaria de Agroindustria que implemente las disposiciones incluidas en la ley 26.509 (Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuario) para atender las situaciones de emergencia y desastres agropecuarios.

Además, el decreto establece que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) deberá contemplar, a través de prórrogas u otros beneficios impositivos, la situación de aquellos contribuyentes cuyo establecimiento productivo se encuentre afectado por la emergencia y que sea su principal actividad.

Del mismo modo, instruye a la Secretaría de Energía de la Nación a determinar un régimen tarifario especial provisorio en el servicio de gas para el sector productivo por el tiempo que dure la emergencia (seis meses).

Este jueves, desde las 11, funcionarios de las provincias inundadas y del gobierno nacional avanzarán en los detalles de la emergencia en el marco de la reunión de la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, convocada por la Secretaría de Agroindustria. Una de las primeras medidas será la homologación de los decretos provinciales que declaran la emergencia en Santa Fe, Chaco y Corrientes. También se hará una evaluación técnica de lo que está sucediendo en Santiago del Estero.

 

Pérdidas millonarias

La Bolsa de Comercio de Rosario estimó en 230,7 millones de dólares los ingresos brutos que dejarían de obtener los productores agropecuarios del norte santafesino por las inundaciones.

Según especialistas enviados por la entidad a las zonas afectadas, en los departamentos 9 de Julio, Vera, General Obligado y San Javier habrá pérdidas cuantiosas en los cultivos de maíz, soja, girasol, algodón y sorgo.

En el relevamiento realizado por la Bolsa se computaron las pérdidas de ingresos brutos futuros de los productores por no poder sembrar ciertos cultivos, por área no cosechable y por caídas en los rindes promedios a causa de las lluvias.

“Otro tema relevante es el financiero”, indicaron desde la entidad. “Ante el escenario de altas tasas de interés actuales, la pérdida del capital de trabajo de los productores será muy grave y desalentará las futuras siembras e inversiones en el sector”.

Las pérdidas estimadas por la Bolsa se componen del siguiente modo: 104,4 millones de dólares por maíz; 52,3 millones por soja de primera; 47,7 millones por soja de segunda; 17,4 millones por girasol; 5,9 millones por algodón; y 3 millones por sorgo.

 

Evacuados

En el centro-norte de la provincia de Santa Fe, 258 personas permanecen evacuadas hasta el miércoles a la tarde, según informó la Secretaría de Protección Civil de la provincia. Este es el detalle departamento por departamento:

9 de Julio

El Nochero: 20

San Bernardo: 10

Villa Minetti: 21

General Obligado

Florencia: 13

Reconquista: 115

La Capital

Recreo 79

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios