Política

“La provincia necesita recursos”

El gobierno le mete presión a la Legislatura por la Ley de Necesidad Pública

“Esperemos que en la Legislatura prime la racionalidad, que no haya posturas mezquinas”, indicó el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional de la provincia, José Luis Freyre, en la antesala del renovado debate por las emergencias que reclama el Ejecutivo


Mientras el Senado analiza el proyecto de Ley de Necesidad Pública, la nueva denominación de las declaraciones de emergencias rechazadas en diciembre, el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional de la provincia, José Luis Freyre, envió un mensaje claro a los legisladores: si no se aprueba la iniciativa, el gobierno provincial no podrá ayudar a los municipios y comunas que atraviesan problemas financieros.

“Nosotros entendemos que este es un momento muy crítico, muy difícil de la Argentina y de la provincia en particular, y hoy más que nunca los dirigentes tienen que encontrar puntos de acuerdo para resolver los problemas cotidianos de la gente. Esperemos que en la Legislatura prime la racionalidad, que no haya ninguna postura mezquina, porque fundamentalmente lo que tiene que importar son las acciones o propuestas para los santafesinos”, señaló Freyre en clara alusión a los legisladores del Frente Progresista que, en diciembre, impusieron su mayoría en la Cámara de Diputados para rechazar las declaraciones de emergencia.

“Nos interesa que a los santafesinos les vaya bien y, para que a los santafesinos les vaya bien, le tiene que ir bien a cada municipio y comuna del territorio de la provincia y les va a ir bien si están los recursos para obras, educación, desarrollo productivo”, añadió Freyre. “El paquete de medidas del proyecto de Ley de Necesidad Pública lo que tiene, ni más ni menos, es un respaldo mínimo, básico, de recursos para poder afrontar lo que viene”.

“La situación actual de los municipios es muy delicada, la mayoría han declarado una situación de emergencia económica o de desequilibrio financiero, fundamentalmente porque a algunos les está costando sostener los sueldos, hay otros que han tenido que restringir los servicios”, continuó el funcionario provincial y ex intendente de Venado Tuerto.

Según Freyre, “a los intendentes y presidentes comunales les interesan las obras en sus territorios, mejorar la vida de su gente, pero los recursos municipales hoy por hoy no alcanzan para hacer obras, las tiene que hacer la provincia. Pero, para eso, la provincia tiene que tener los recursos”.

“Para que haya obras, boleto educativo gratuito, la seguridad que nos merecemos los santafesinos, claramente hay que tener un acuerdo básico entre todos los dirigentes, quienes tenemos que dar el ejemplo a la comunidad”, concluyó el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional del gobierno provincial.

Fin de la tregua

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de Santa Fe (Festram) anunció que habrá protestas y cortes de ruta en distintos puntos del territorio provincial por los retrasos en el pago de sueldos a los empleados municipales y los despidos registrados en algunas ciudades como Ceres, Casilda y Coronda. De esa manera, según el secretario general de la Festram Claudio Leoni, se termina la “tregua política” entre los sindicatos municipales y el gobierno provincial.

“Las municipalidades más complicadas son las de Casilda y Coronda porque no lograron asistencia de la provincia y los recursos propios son insuficientes para cumplir con los trabajadores. Por eso volverán las protestas callejeras y marchas en rutas”, anticipó Leoni.

“Las denuncias por reducciones salariales dispuestas en Wheelwright y Maciel, sumadas a los despidos en esa última localidad y la falta de acatamiento de la conciliación obligatoria por el despido de 44 trabajadores en la Municipalidad de Ceres, justifican el mantenimiento del estado de alerta y movilización en todo el ámbito provincial”, agregó el dirigente sindical.

Ante la situación, la Festram reclama el inicio urgente de las paritarias municipales para discutir la política salarial del sector, además de “la necesidad de fortalecer las finanzas de municipios y comunas sin que el ajuste pase por los trabajadores que hoy siguen padeciendo las consecuencias de esta crisis generada por las políticas neoliberales”, concluyó Leoni.

Comentarios