País

El Gobierno busca consenso para anunciar nuevas restricciones el próximo viernes

El aumento de casos en el Amba y la alta tasa de duplicación marcó una alerta en el Gobierno. Una reunión con Kicillof y Rodríguez Larreta será clave para evaluar el futuro.


“La vacuna nos va a dar con el correr de los meses inmunidad, pero en el mientras tanto no podemos jugar con fuego, porque el virus está circulando”, expresó Alberto. Y celebró la “buena idea” del Gobierno de haberse “ocupado tempranamente de conseguir vacunas”, pero insistió: “La pandemia sigue azotando a la Patria”. Sin anuncios, Alberto Fernández manifestó su preocupación por la segunda ola, o por los contagios que se suceden fruto del relajamiento social según quien lo mire. Los números que más preocupan se enfocan en el Amba, donde según los números del Ministerio de Salud, la suba de casos es preocupante.

A pesar de las expectativas por un nuevo año y sumado a que ya se dieron las primeras vacunaciones contra el coronavirus, el Gobierno Nacional y sus pares en Provincia y Ciudad están muy preocupados por la disparada de casos en estos últimos días. Entre las medidas que se analizan aparece el “toque de queda sanitario” para evitar la circulación de los grupos más reticentes a mantener las medidas de protección y distanciamiento, que son fundamentalmente los jóvenes. Pero habrá que esperar para los anuncios. Según fuentes del Gobierno, el viernes habrá un nuevo encuentro entre Axel Kicillof, Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández. De esa reunión, se espera, saldrán las medidas que regularán el destino de los argentinos y argentinas hasta que la vacunación masiva comience a aliviar el azote del coronavirus. También se espera una consulta con los gobernadores para evaluar qué hacer en cada jurisdicción. Según publica hoy Tiempo Argentino, el coronavirus se está propagando a gran velocidad y es necesario establecer nuevas medidas para aplanar la curva de contagios. Los expertos ya recomendaron reducir los horarios de actividades nocturnas y bajar la ocupación interna de bares, restaurantes y otros espacios cerrados. Las medidas podrían ser más severas en casinos, bingos, teatros y espacios de culto o locales de baile clase B o C, que fueron habilitados con otra función pero no estarían cumpliendo los protocolos. El objetivo es mantener abiertas todas las plazas turísticas salvo que haya riesgo de colapso hospitalario. Esto fue confirmado este domingo por el propio ministro de Turismo Marías Lamens en contacto con Radio 10. En CABA se duplicaron los casos en dos semanas. Y es ese nivel de duplicación lo que preocupa.

Un reporte del Ministerio de Salud de la Nación dio cuenta que en los últimos tres días la Argentina registró 20.906 nuevos contagiados y 212 muertes en los días 31 de diciembre, 1 de enero y 2 de enero.  Y fueron confirmados 5.240 nuevos casos de COVID-19. Durante los días 31 de diciembre y 01 de enero se notificaron 15.666 casos. Con estos registros, suman 1.634.834 positivos en el país, de los cuales 1.447.092 son pacientes recuperados y 144.367 son casos confirmados activos.

En las últimas 24 horas, se notificaron 56 nuevas muertes, son 33 hombres y 23 mujeres. Entre el 31 de diciembre y el 01 de enero han sido registradas 156 personas fallecidas. Al momento la cantidad de personas fallecidas es 43.375.

En las últimas 24 horas fueron realizados 17.270 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 4.897.167 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 107.922 muestras por millón de habitantes.

Si bien la suba de casos por el momento está golpeando al Amba, es claro que la misma circulación elevará los contactos al menos a las localidades cercanas, y Santa Fe no es ajena a este fenómeno. También con el fenómeno de jóvenes que se aglomeran en las playas de la costa, muchos de los cuales son asintomáticos pero suelen contagiar a los mayores a su regreso de las vacaciones.

“Esta segunda ola parece repetir la tendencia de la primera. Se inicia en el AMBA, con epicentro en la Ciudad de Buenos Aires, y se extiende radialmente haciendo foco en las grandes aglomeraciones urbanas. El promedio semanal al primer día de 2021 mostraba una suba de casos en el AMBA del orden del 29 por ciento”, sostiene Tiempo Argentino.

Y agrega; “A diferencia de la primera ola, la nueva se produce en plena temporada turística, con grandes desplazamientos de personas por todo el país. Esto genera preocupación en las autoridades sanitarias, que entienden que se facilita el traslado del virus de una región a la otra, sabiendo que no todas las jurisdicciones tienen capacidad para absorber una gran demanda simultánea de atención médica”.

 

Comentarios