País, Política

Cuestión de bolsillo

El gobierno anunció que entra en vigencia el acuerdo de precios; los empresarios se quejan

Las alimenticias emitieron un duro comunicado afirmando que “no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores”, mientras que el secretario Feletti dijo que entra en vigor el convenio este miércoles y confió en que se solucionarán las diferencias


En medio de un dura negociación entre los formadores de precios y el gobierno, mientras la inflación escala sin pausa cada mes y los bolsillos padecen los efectos de la recesión, una nueva reunión quedó en punto muerto y, para peor, comunicados de las entidades empresarias echaron más leña al fuego. El Ejecutivo, en tanto, se muestra confiado en que finalmente este miércoles habrá acuerdo, luego de haber advertido con aplicar la ley de Abastecimiento: ya entrada la noche, el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti anunció que entra en vigencia una resolución que retrotrae los precios de productos de consumo masivo.

A través de un duro comunicado emitido en la tarde de este martes, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios de Argentina (Copal) ratificó su “voluntad de colaboración y diálogo para el acuerdo” de precios con el gobierno nacional, pero advirtió que “no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores”.

La entidad que lidera Daniel Funes de Rioja (a su vez titular de la UIA) afirmó que los acercamientos realizados hasta el momento “reflejan la falta de voluntad por parte de las autoridades para realizar un acuerdo con el sector”, y que “a pesar del esfuerzo realizado por las empresas en enviar sus propuestas de participación, las mismas no fueron tenidas en cuenta”.

También criticó la falta de consideración del “pedido de generar un espacio de intercambio en lo inmediato, que permita clarificar las realidades y posibilidades de los distintos sectores y encontrar en conjunto un acuerdo sostenible”.

La Copal destacó, asimismo, que no es la Industria de Alimentos y Bebidas (IAB) quien tracciona mayoritariamente en la inflación general, ya que “el IPC de septiembre se incrementó un 3,5%, mientras que el IPC de alimentos y bebidas lo hizo por debajo de esta cifra, alcanzando un 2,9%. Lo mismo ocurre en el acumulado 2021, donde el IPC general alcanza un 37% mientras que el de alimentos y bebidas aumentó 36,6%”.

“La realidad demuestra que las políticas de congelamiento de precios no logran resolver los desequilibrios macroeconómicos que dan origen a la inflación. Adicionalmente, resultan insostenibles ya que afectan el largo plazo para la continuidad productiva, dado que lleva a las empresas a producir a pérdida por no atender los innumerables aumentos de costos que viene afrontando el sector”, concluyó la entidad en el comunicado.

También la UIA

Por su parte, la junta directiva de la UIA manifestó al caer la tarde de este martes su “preocupación” por los controles de precios impulsados por el gobierno. Así, la central fabril se sumó a los reclamos lanzados desde las alimenticias enroladas en la Copal.

“Se manifestó preocupación por el impacto de las medidas de control de precios a nivel regional y sectorial, tanto en la actividad como en la inversión futura”, indicó la UIA en un comunicado.

La entidad encabezada por Daniel Funes de Rioja dijo que los representantes sectoriales y regionales analizaron en la reunión la evolución de la actividad, así como las perspectivas para el último trimestre del año.

Además, se abordó la agenda de temas que impactan sobre la actividad industrial en todo el país, como los incentivos a la inversión, acceso al financiamiento de pymes, aumento de costos logísticos y la pérdida de competitividad frente a la economía informal, informaron.

También se analizaron el proyecto de ley “Un puente al empleo” (que prevé un esquema de promoción del empleo para titulares de programas sociales) y el decreto 711/21 -que establece canales de transición para beneficiarios de los Programas de Inserción Laboral y Potenciar Trabajo, añadieron.

En el encuentro se detalló que el Comité de Presidencia de la institución recibió al presidente del Banco Central, Miguel Pesce; y al vicepresidente, Sergio Woyecheszen.

Durante el encuentro, se analizaron las últimas disposiciones vinculadas con el comercio exterior, y se dialogó sobre los mecanismos para evitar el impacto en el proceso productivo y generar un espacio que aborde las problemáticas en las diferentes cadenas de valor.

Además, se dialogó sobre las líneas de financiamiento para el sector, los incentivos para el crecimiento del mercado de capitales para canalizar el ahorro hacia la actividad productiva y la conformación de una mesa de trabajo conjunta para resolver los temas vinculados a exportaciones e inversiones.

La postura del gobierno

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anunció este martes que a partir de este miércoles entra en vigencia una resolución con la que se pone en marcha el plan para retrotraer los precios de productos de consumo masivo a los valores vigentes al 1° de octubre pasado.

En un contacto con la prensa, el funcionario dijo que en el gobierno “hay una vocación sostenida de seguir dialogando” con las empresas y advirtió que el comunicado de prensa que emitió la Copal “no ayuda” en las conversaciones que se vienen llevando adelante.

Igualmente, Feletti afirmó que el acuerdo está cerca y que desde hoy se pondrá en vigencia el convenio, que es una ampliación de Precios Cuidados. Añadió que de los 1.600 precios que se busca acordar sólo 139 fueron observados, de los cuales 68 pertenecen a una sola empresa.

También el funcionario expresó que el titular de Copa y UIA, Funes de Rioja, le dijo personalmente que el comunicado de Copal tal vez “se haya excedido en sus términos”, aunque la UIA emitió su propio comunicado bancando a las alimenticias. Hoy se verá si el gobierno garantiza el cumplimiento, se fume o no la pipa de la paz con los empresarios.

Comentarios