Edición Impresa, Política

Santa Fe

El Frente Progresista no se rompe

El gobernador Lifschitz negó que la réplica de la alianza entre la UCR y el PRO en la provincia para las legislativas de 2017 vaya a afectar al FP.


El gobernador Miguel Lifschitz afirmó ayer que el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) sigue vigente, más allá de la alianza que formalizaron en la provincia la Unión Cívica Radical (UCR) y el PRO de cara a las elecciones legislativas nacionales del próximo año.

“Es un acuerdo de la estrategia nacional del radicalismo y el PRO en Santa Fe, y los interlocutores de la UCR aclararon que subsistía la alianza provincial con el Frente Progresista”, subrayó el mandatario santafesino en referencia a la herramienta política a través de la cual radicales y socialistas gobiernan Santa Fe desde 2007.

Luego de que el martes los radicales oficializaran que la estrategia nacional con el PRO bajo el sello de Cambiemos se aplicará en Santa Fe para las legislativas de 2017, Lifschitz resaltó que en su gabinete hay “varios ministros de todos los sectores” de la UCR.

En declaraciones radiales, fue consultado sobre si la mesa de Cambiemos en Santa Fe atenta contra el Frente Progresista, sobre lo cual el mandatario socialista resaltó: “No, en absoluto. Nosotros tenemos un funcionamiento institucional bastante consolidado como coalición política”.

“Yo tengo un gobierno y un gabinete con varios ministros de todos los sectores del radicalismo, y no todo el radicalismo santafesino estuvo presente en ese acto de constitución de la mesa de Cambiemos”, advirtió Lifschitz.

El gobernador se expresó de esta forma luego de que este martes el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, visitaran el Comité Nacional de la UCR para lanzar la mesa de Cambiemos junto al presidente del centenario partido, José Corral, quien también es intendente de la ciudad de Santa Fe pero tiene aspiraciones a nivel provincial.

“El Frente Progresista está pasando por su mejor momento”, insistió el mandatario.

Sin embargo, admitió que en el radicalismo provincial existe una “dualidad de posiciones”.

“Está consolidado el frente. Los referentes del radicalismo también dijeron que en Santa Fe no hay cambios. Más allá de la foto, el Frente Progresista está pasando por su mejor momento”, enfatizó Lifschitz.

Al respecto, sostuvo que la estrategia es “manejar la doble relación con un sector del radicalismo con flexibilidad y madurez”.

“Queremos que el frente se sostenga como expresión genuina en Santa Fe”, destacó el gobernador.

El objetivo del PRO es afianzar la relación con los radicales en la provincia y abrirse camino para colocar en el futuro a un hombre de su espacio o aliado en la gobernación.

De acuerdo a la idea del Partido Socialista, el acuerdo de Cambiemos no debería afectar la gobernabilidad en la provincia, ya que a nivel local no habrá competencia legislativa en 2017 y los espacios se enfrentarán en los comicios por un lugar en Congreso Nacional.

Comentarios