El Hincha Mundial

Corea-Japón 2002

El fracaso del Loco


Con el triunfo de Brasil y su pentacampeonato, la Copa Mundial de Corea-Japón 2002, el primero que se celebró en Asia, cerró sus puertas dejando pocos destellos de magia, muchas alegrías y sinsabores, polémicas arbitrales y la vuelta de Ronaldo.

Pero más allá del fútbol y las estadísticas, vale resaltar que en el certamen del 2002, por primera vez en su historia la Fifa decidió llevar adelante lo que años atrás era impensable: la organización de una Copa Mundial compartida.

Argentina llegaba al certamen como el gran candidato. Marcelo Bielsa era el técnico y con su estilo de juego había arrasado en las Eliminatorias y en los partidos previos al Mundial. Pero cuando empezó a rodar la pelota por los porotos el fracaso se visitó de albiceleste.

Triunfo en el debut, con lo justo, sobre Nigeria. Derrota con polémica ante Inglaterra. Y empate con Suecia que dejó a Argentina fuera de juego. Una situación impensada por todos. En la igualdad ante los suecos el combinado nacional hizo todo para ganarlo, pero no se le dio. Bielsa murió con la suya, nunca juntó a Batistuta con Crespo a pesar de que el partido lo pedía por la urgencia por ganar.

A Brasil le alcanzó para quedarse con el título con la figura de Ronaldo. El Fenómeno hizo de las suyas, metió ocho goles y fue clave en el pentcampeonato de la Verdeamarilla. En la final fue el autor de los dos goles con los que el equipo de Luiz Felipe Scolari derrotó a Alemania.

En el medio el batacazo de Senegal en el inicio del certamen al ganarle a Francia, los polémicos arbitrajes que beneficiaron a Corea del Sur, que terminó cuarto, y la sorpresa de Turquía que culminó en el tercer lugar de una Copa del Mundo que tuvo el sello distintivo de un tal Ronaldo.

El entrenador campeón: Luiz Felipe Scolari


Consiguió el pentacampeonato con un Ronaldo imparable. Ese equipo nunca se lució, salvo en algunos pasajes del torneo, pero con la sola presencia del Fenómeno le alcanzó para ganar el Mundial.

La figura: Oliver Khan (Alemania)


Si bien fue clave en la final porque fue el culpable directo del primero gol de Ronaldo, el arquero germano hizo un excelente torneo. Gracias a sus atajadas, Alemania pudo llegar a al partido decisivo.

El goleador: Ronaldo (Brasil)


No lo pudo hacer en el 98, pero en Corea-Japón se desquitó. Ronaldo anotó 8 tantos y fue clave en la obtención del título. En los últimos once Mundiales fue el goleador que gritó más goles.

La perla negra: Marcelo Bielsa (Argentina)


Llegó al Mundial como el gran candidato a ganarlo. Pero se fue en primera ronda tras empatar 1-1 con Suecia. Fue uno de los peores golpes que tuvo el fútbol argentino junto al de Suecia 58.

Curiosidad

Durante el partido que Argentina igualó con Suecia 1-1, el árbitro árabe Alí Bujsaim expulsó a Claudio Caniggia por protestar estando en el banco de suplentes.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.