Conciertos, Cultura, Edición Impresa, Espectáculos

Grandes artistas en el Teatro Lavardén

El Festival Guitarras del Mundo hace escala en Rosario

El encuentro, que lleva adelante el reconocido guitarrista Juan Falú, se realizará a partir de mañana en 56 sedes de toda la Argentina, arrancando, entre otros circuitos, con una gran noche en el Teatro de la Plataforma Lavardén.


El mayor encuentro de la guitarra a escala global, el Festival Guitarras del Mundo, se realizará a partir de mañana en 56 sedes de todo el país, arrancando, entre otros circuitos, en Rosario, con una gran noche en el Teatro de la Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza) con la presencia de tres grandes artistas.

Con una grilla que suma una veintena de grandes figuras de la guitarra, muchas de ellos instrumentistas de renombre internacional, también aparecen otros desconocidos para el gran público y una diversidad de escuelas estilísticas que coinciden en poner al instrumento en el centro de atención sin ninguna intención especulativa o comercial que invada el espacio artístico.

La presente será la 22ª edición del Festival Guitarras del Mundo, que se realiza desde 1995. “Si algo se destaca de nuestro encuentro, es la permanencia, la capacidad por superar toda coyuntura política. Nadie podría interrumpir este festival sin soportar un enorme costo. Y esa es una enorme conquista”, reflexionó el tucumano Juan Falú, director y programador del espacio.

De todos y para todos

Guitarras del Mundo se desplegará entre mañana y el 30 de octubre en escenarios de todo el país, apoyado por la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y el Ministerio de Cultura de la Nación.

“Tuvimos en estos años nuestros momentos de crisis. El peor momento fue el 2001 y 2002. Una vez que superamos aquello, se instaló la idea de que este encuentro ya era definitivo, que había una estabilidad que no tenía marcha atrás”, dijo Falú a la agencia de noticias Télam.

Grandes nombres y homenaje

La edición 2016 del festival incluirá la presencia de concertistas de más de 12 países y 200 músicos nacionales. Entre ellos, aparecen Eduardo Fernández, Jorge Cardoso, Ricardo Moyano, Dale Kavanagh, Roberto Aussel, Roland Dyens, Shin-Ishi Fukuda, Raphaella Smits, Carlo Domeniconi, Juanjo Domínguez, Víctor Villadangos, Juan Falú, Rolando García Gómez, Rudy Flores, Silvina López, Virginia Pagola, Lucho González, Juan Quintero, Osvaldo Burucuá, Ernesto Méndez, Agustín Luna y Carlos Moscardini.

Como es habitual, el multitudinario encuentro homenajeará a un instrumentista fallecido entre edición y edición. En este caso, Nini Flores, quien murió el pasado 7 de agosto, y que si bien era más conocido como ejecutante del acordeón y bandoneón, también era un guitarrista de oficio.

“Esta edición está dedicada con mucho respeto y dolor al grandísimo músico Nini Flores, cuya reciente partida nos mantiene aún aturdidos por lo inesperada y por lo que significa para nuestro arte la ausencia de un artista de esa talla y en plenitud creativa. Nini, junto a su hermano Rudi, engalanó este festival en muchas de sus ediciones. Rudi acaba de conformar un trío de guitarras correntinas para presentarse en el festival homenajeando a su hermano”, adelantó Falú.

Por otra parte, el guitarrista habló acerca de las razones que explican la permanencia del festival y su reconocimiento por los músicos locales y extranjeros, que lo privilegian por encima de otros espacios. “Es una propuesta que lleva 23 años y que ha superado diferentes administraciones, gestiones políticas, que ha atravesado momentos de mucha crisis. En 2001, superamos un año muy duro y ahí notamos que el ciclo estaba afianzado. Resulta clave, además, la presencia de un sindicato como impulsor, porque se trata de una estructura con autonomía. Así que hoy, sencillamente, sería impensable que el festival se interrumpiera. Sea cual fuere la administración de turno, o las cuestiones de coyuntura, Guitarras del Mundo ya no se puede suspender sin pagar un alto costo, porque tiene mucho prestigio, mucho cariño entre el público y los propios músicos”.

En estos años, el festival logró afianzar la existencia de una propuesta colectiva más allá de la programación de un día determinado, superando incluso el renombre del artista programado. Respecto de este tema, Falú explicó finalmente: “Aquí no importa el nombre del guitarrista sino la presencia de la guitarra, que es un símbolo de nuestra cultura, que está incorporada a la memoria colectiva de los pueblos. Y eso tiene un alto voltaje emocional que supera cualquier nombre. La guitarra es el motor y la esencia del proyecto. Cuando vienen instrumentistas muy renombrados, tocan acá con otros que recién se inician. Hay una pluralidad que es una marca registrada. Aquí se toca mucho y bien. Y se escucha. Y se ama la guitarra”.

Un noche de excelencia con Roberto Aussel

Aussel, concertista argentino que es figura en las salas más prestigiosas del mundo.
Aussel, concertista argentino que es figura en las salas más prestigiosas del mundo.

Como acontece cada año, el Festival Guitarras del Mundo tendrá mañana, a partir de las 21, su gran noche local en el Teatro de la Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza). La jornada contará con la presencia del reconocido guitarrista Roberto Aussel, nacido en La Plata pero de trascendencia internacional, al tiempo que también serán de la partida el cordobés Jorge Jewsbury y el dúo local Gule-Legaspi, integrado por los guitarristas Enrique Gule y María Soledad Legaspi.

Aussel es un concertista argentino cuya carrera lo llevó a las salas más prestigiosas del mundo. De hecho, en estos años, se presentó como solista en las Orquestas de la BBC de Londres y la Filarmónica de Buenos Aires, entre otras. Del mismo modo, formó parte de l’Ensemble Intercontemporain de Pierre Boulez, Atelier Zender y el grupo Atelier Echange, al tiempo que compositores de la talla de Astor Piazzola o Mauris Constant le han dedicado sus obras. Además, Aussel es profesor titular de la Hochschule fur Musik Koln de Alemania desde 1995.

Coronado con los primeros premios en los concursos Radio France (París), Alirio Díaz (Venezuela), Porto Alegre (Brasil), dictó clases magistrales en Europa, Asia, Estados Unidos y en diversos países de América latina, al tiempo que dedica gran parte de su actividad a la música contemporánea. Su repertorio discográfico se extiende desde el período barroco a la música contemporánea, y su disco Roberto Aussel plays baroque music recibió la distinción Choc de la Musique de la revista francesa Le Monde de la Musique.

Comentarios