Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

Crónica Recital

El fenómeno Fonsi pasó por Rosario

El músico tocó el sábado en el City Center, en una noche en la que sus fans fueron protagonistas y “Despacito” sonó dos veces.


Repartiendo globos y carteles, los clubes de fans de Luis Fonsi fueron los primeros en llegar. Dieron notas para los canales de televisión y ocuparon su espacio en las primeras filas al medio, para ver mejor. Identificados con remeras, azules y rosas, en su mayoría, comenzaron el “aguante” cuando todavía estaba Elias Rampello, quien fue el telonero local, tocando sus temas. De Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y, por su puesto, Rosario, ninguno de los grupos se quiso perder el show que el cantante puertoriqueño brindó el sábado a la noche en el City Center Rosario en el marco de uno de los años más populares de su carrera.

En la previa, “Despacito”, el tema del momento, empezó a sonar repetidas veces en los altoparlantes. Los presentes lo corearon hasta que una voz decía: “Tómalo despacito en Puerto Rico…”. Sí, se trataba de la famosa publicidad de turismo en Puerto Rico que generó la disputa entre Fonsi y Daddy Yankee, con quien comparte la interpretación del mega hit. Fonsi es la cara visible de la campaña que busca posicionar a Puerto Rico como destino turístico. Y la mujer de Daddy Yankee expresó su descontento en las redes sociales, inaugurando la primera polémica en torno al tema más escuchado.

Fotografía Ana Stutz

Después de cantarlo una o dos veces, el fervor se calmó y los fans continuaron acomodándose. “Hace nueve años que lo seguimos”, contó Ludmila, oriunda de Buenos Aires. “Es muy humano, dado y está muy pendiente de nosotras”, aclaró sobre la razón que la lleva a seguirlo, algo que Fonsi ratificó cuando en medio del recital saludó a cada club por su nombre. Fonsi Fieles, Fonsi’s Angels. Los clubs de fans son uno de los condimentos más coloridos de este tipo de shows masivos.

“Nos gusta más su faceta corta venas”, dijeron haciendo referencia a las baladas del artista boricua y separándose un poco de los seguidores que se sumaron después del hit mundial que, como no podía ser de otra manera, sonó dos veces en la noche y fue coreado y aclamado por todos.

En el inicio, cuando las luces se apagaron y los músicos que acompañan a Fonsi empezaron a ubicarse en sus lugares, los flashes de los celulares iluminaron la platea. Las lentes apuntaban al escenario en función cámara o directamente en las aplicaciones de Instagram, Facebook Live y hasta en video llamadas. Todos captaron la cuenta regresiva que anunciaba el inicio del show en las pantallas gigantes y la performance de la primera canción que fue “Tanto para nada”.

Fotografía Ana Stutz

Los celulares en alto continuaron toda la noche, mientras sonaba la parte más “rítmica” y la más “romántica”, como él mismo artista definió a las dos facetas de su repertorio. Con humo, luces y un cuerpo de baile que se lució en las canciones más bailables, la primera parte del show contó con la interpretación de “Corazón de maleta”, la balada “Imagíname sin ti” y  “Llegaste tú”, entre otras.

La primera versión de “Despacito” se escuchó promediando el show y después de un intermedio en el que los instrumentistas demostraran sus habilidades permitiendo que tanto Fonsi como los bailarines cambiaran de vestuario. En la versión que comenzó con el mismo Fonsi cantando en inglés, el que interpretó la parte que en la versión oficial hace Daddy Yankee fue Michelangelo, un músico también de origen puertoriqueño que viene acompañando las presentaciones de la actual gira titulada Love + Dance World Tour.

Fotografía Ana Stutz

En la segunda parte del concierto sonaron “Échame la culpa”, “Se supone” y “Yo te propongo”, además de dos enganchados, uno de bailables y otro de baladas. Con el hit romántico “No me doy por vencido”, de gran éxito en 2008, terminó el recital, dando paso a los bises que fueron “Aquí estoy yo” y la segunda interpretación de “Despacito” que se desarrolló a puro baile. Antes de bajarse del escenario Fonsi saludó al público e interpretó algunas estrofas de “De Música Ligera” de Soda Stereo.

Si te gustó esta nota, compartila