Policiales

Causa por coimas

El ex fiscal Ponce Asahad pidió ser “imputado colaborador” y se vislumbra un acuerdo abreviado

La causa que lo tiene como imputado junto a quien fuera su superior Patricio Serjal es un desprendimiento de una pesquisa por juego clandestino donde Leandro Peiti declaró como arrepentido


El fiscal Ponce Asahad junto a su abogado en el ingreso al Centro de Justicia Penal para ser imputado.

El ex fiscal Gustavo Ponce Asahad tuvo este jueves una audiencia para revisar la medida cautelar que pesa en su contra y que lo tiene detenido en las dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Hace un año que estalló el escándalo en una de las causas más resonantes de los últimos tiempos. Un homicidio en el marco de una banda de extorsionadores llevaron a los investigadores hasta una red de juego clandestino. Su cabecilla declaró como arrepentido y dejó un tendal, entre ellos, señaló al entonces fiscal Regional de Rosario Patricio Serjal y Ponce Asahad, como los funcionarios a los que le pagaba coimas mensuales en dólares por protección e información. Ahora el arrepentido quiere ser el ex fiscal. Fuentes del caso contaron que Ponce Asahad ratificó este jueves su declaración de diciembre pasado, amplió sobre el objeto de la investigación y sobre hechos conexos vinculados al juego clandestino y a delitos de corrupción.

Leonardo Peiti es el empresario del juego sobre el que pesaba una orden de captura tras una investigación que se inició por el crimen de un Enrique Encino, un hombre que estaba en el casino y fue alcanzado por disparos que efectuaron desde una motocicleta hacia uno de los frentes del lugar. Según la pesquisa, el ataque contra la casa de juegos tenía un trasfondo extorsivo en la que estaba vinculada una banda encabezada por Maximiliano “Cachete” Díaz, cercano a Ariel “Guille” Cantero.

Peiti se entregó en Cañada de Gómez a mediados de 2020 y su abogado negoció una declaración como arrepentido. Sus dichos tuvieron varios coletazos, fuera y dentro de la causa, entre ellos la caída del entonces fiscal Regional  Patricio Serjal y su subalterno Ponce Asahad, a quienes el empresario del juego dijo que entregaba entre 4 y 5 mil dólares mensuales por protección.

Ambos fueron imputados y quedaron detenidos preventivamente. Actualmente Peiti se encuentra vinculado a cuatro causas por juego clandestino en la provincia, en una ya fue acusado y la Fiscalía adelantó que pedirá 8 años de prisión. Además hay otros dos fiscales salpicados en estas investigaciones y el empresario actualmente se encuentra en una clínica psiquiátrica.

Un empresario declaró como arrepentido y apuntó contra el fiscal Ponce Asahad y su superior Serjal

Coimas

La investigación contra Ponce Asahad y Serjal siguió en forma paralela al resto de la pesquisa. Desde entonces hubo varios intentos de los ex integrantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) para recuperar la libertad aunque frustrados.

En diciembre pasado Ponce Asahad aprovechó una audiencia para hacer declaraciones de alto voltaje tras lo cual fue retirado de la órbita del Servicio Penitenciario y quedó detenido en la sede de la PSA mientras que Serjal terminó con un arresto domiciliario.

Fernando Mellado, defensor del ex fiscal, habló con El Ciudadano y dijo que requerir la figura “imputado colaborador” es una postura que su cliente tiene desde hace varios meses.

“Es una facultad que le habilita la ley y la quiso usar libremente”, aseguró. El letrado contó que tras pedir acogerse a este instituto Ponce Asahad aportó más elementos y ratificó otros. El defensor aclaró que no puede dar precisiones sobre los dichos de su cliente porque en principio es información reservada que los fiscales tienen que corroborar.

A la repregunta y sin dar mayores especificaciones dijo que Ponce Asahad corroboró la declaración que brindó en diciembre pasado. En ella el ex fiscal se había hecho cargo de recibir coimas, aseguró que cumplía órdenes, que era parte de un engranaje y habló de la participación de otros estamentos del Estado en la comisión de los delitos investigados.

Ponce Asahad admitió que recibió coimas y apuntó contra “personas de otro estamento del Estado”

Tras los dichos de Ponce Asahad, la Fiscalía intentó imputar al senador provincial del PJ Armando Traferri pero la intervención de la Legislatura vedó esa posibilidad que ahora resurgió tras un fallo de la Cámara Penal que declaró inconstitucional la norma que blindaba al senador en la investigación.

También agregó información vinculada al objeto de la investigación que lo tiene como imputado y de hechos conexos vinculados a presuntos delitos de juego clandestino y corrupción, contó el defensor.

“Eso será valorado por la Fiscalía y podría tener injerencia en una condena mucho menor”, aseguró.

El letrado explicó que la jueza Eleonora Verón que presidió la audiencia, se ocupó de constatar que la declaración de su cliente haya sido fruto de una libre decisión y se hizo viable porque la Fiscalía estuvo de acuerdo.

A la pregunta si existen tratativas para llegar a una salida alternativa, Mellado dijo que existe la posibilidad de un procedimiento abreviado. “Está en conversaciones”, sostuvo e indicó que tras la corroboración de la información se discutirá la fijación de una pena.

Desde la Fiscalía, en tanto, dijeron que Ponce Asahad declaró por al menos dos horas tras pedir ser considerado arrepentido en el caso donde brindó elementos importantes para la investigación vinculados a la mecánica de la organización del juego clandestino. La jueza Verón dispuso su prisión preventiva por 45 días.

En otra audiencia que se desarrolló este jueves se prorrogó la cautelar de Patricio Serjal, en su caso la jueza hizo lugar al acuerdo de partes sobre la prisión preventiva y dispuso su extensión en la modalidad domiciliaria por 90 días.

Comentarios

10