Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

Mauro Formica

“El domingo tenemos una final, nos jugamos muchas cosas”

El Gato celebró la victoria ante Huracán justo en la previa del clásico frente a Central.


Mauro Formica era pura alegría. Es que el triunfo ante Huracán no sólo le permitió a Newell’s cortar una racha negativa, sino que significó el regreso como titular del Gato al equipo. Y lo hizo con una buena actuación individual, tanto que dejó la sensación de haberse ganado el lugar para el Clásico del próximo domingo en el Parque de la Independencia.

“Hicimos un gran partido. Con humildad y sacrificio salimos delante de esta situación. Este triunfo nos da un envión anímico importante, nos vamos sentir con más confianza  de cara al domingo que tenemos una final importante. Nos jugamos muchas cosas”, reconoció el Gato.

—Había que cortar la racha de alguna forma y lo lograron…

—Ganamos, que es lo más importante. Siento que el equipo hizo un gran trabajo en lo físico y en lo táctico. La victoria significa mucho, necesitábamos este triunfo. Veníamos de menor a mayor y de obtener cinco empates en los últimos seis partidos. De algún modo teníamos que recuperar los puntos que dejamos en el camino. Fue una victoria merecida.

—¿Sentías que te debías un partido así?

—Hice un trabajo enorme para volver a estar bien. Me operaron dos veces en cinco meses, todo un sacrificio. Mi familia y mis compañeros saben bien cómo fue todo. Estaba esperando jugar y sentirme bien. Nunca quise apurarme porque si me resentía iba a ser peor.

—¿Y cómo terminaste?

—Por suerte pude jugar casi todo el partido y eso me pone contento. Me había tocado actuar en varios partidos en algunos sectores que no son naturales para mí. Por suerte Diego (Osella) me dio la posibilidad de jugar en mi posición. Me sentí bien.

—¿Estabas enojado con las críticas que había porque demoraste mucho en estar bien para jugar?

—Yo sabía que había tiempos para cumplir después de la operación. Y si la gente no entendía eso, estaba en su derecho. Entiendo cómo son las reglas de juego. Al futbolista se le exige y está bien. Sinceramente, no me salían las cosas y tenía poco tiempo para jugar. Por suerte, la gente nunca me lo hizo sentir. Y sabía que cuando el técnico lo decidiera, iba a tener la chance de mostrarme bien. Siempre confié en mí.

—Lo bueno es que esta vez llegas al Clásico en buena forma…

—Necesitábamos todos ganar para poder pensar en el Clásico tranquilos. Me pone feliz tener la chance de jugar. Todos sabemos lo que significa el Clásico. Y queremos darle a la gente esa alegría que tanto merecen. Estamos en deuda con la gente y con nosotros mismos.

Comentarios