Economía

Desconfianza

El dólar llegó a los 40 pesos y potencia la inflación anual

La devaluación en un solo día fue cercana al 16% y obligó a algunas empresas a suspender las ventas mayoristas. El BCRA subió la tasa del 45 al 60%, lo que profundizará las consecuencias de la recesión y golpea aún más al aparato productivo


La cotización promedio del dólar cerró este jueves en un máximo histórico de 39,77 pesos para la venta y registró así un incremento de 5,37 pesos en un sólo día, casi 16 por ciento sobre la cotización del miércoles, pese a las medidas del Banco Central que apuntaron a disminuir la circulación de pesos ante un mercado en el que predominaron los nervios y la incertidumbre. La crisis financiera lleva cerca de cinco meses y mete presión sobre el índice inflacionario previsto para este año. Frente al panorama, el ministro Dujovne dijo que el lunes haría anuncios sobre ahorro fiscal y luego viajaría a Washington para reunirse con autoridades del FMI.

La disparada de la divisa norteamericana generó un freno en algunas ventas mayoristas, frente a la imposibilidad de fijar precios, lo que generó quejas entre supermercadistas: “Estamos muy preocupados y estamos trabajando a ciegas. Las empresas cortaron las ventas; no sabemos qué aumentos aplicar. Creemos que deben quedar muy pocas listas en vigencia y no sabemos qué va a pasar. Todo se va a ir para arriba. No tengamos ninguna duda”, le dijo a Radio 2 el presidente de la Federación Argentina de Supermercados, Alberto Beltrán.

En cuanto a la posibilidad de desabastecimiento de algunos productos, Beltrán respondió: “Yo creería que no, porque la industria tiene capacidad ociosa. Tiene necesidad de producir porque tiene su personal y los supermercados tienen necesidad de venta”.

 

Tasa por las nubes

Además, por la mañana, el organismo decidió elevar la tasa de referencia entre bancos del 45% al 60%, y subió cinco puntos porcentuales los encajes bancarios.

Con la primera medida intentó volcar una parte de los pesos de la plaza, para que no se fueran al dólar, y con la segunda, la suba del nivel de dinero que los bancos deben mantener inmovilizado, pretende disminuir el circulante de dinero, también para quitar presión a la demanda de dólares.

La contracara de la primera medida es que conspira directamente contra el crédito y el nivel de actividad, que ya venían en picada y con esta medida, que el Banco Central anunció se mantendrá hasta diciembre, directamente sepulta al aparato productivo y profundiza la recesión.

 

Tensión en la city

En algunos momentos de la jornada de este jueves, la divisa norteamericana llegó a cotizar a 42 pesos en la city porteña y a 44 en casas de cambio de Rosario, donde finalmente cerró en 40,23. Así, en lo que va del año, la divisa norteamericana acumuló una suba de 110,2%.

El billete verde llegó a tocar los 42 pesos, pero el Banco Central logró moderar el aumento sobre el cierre con una subasta en la cual ofreció 500 millones de dólares, de los que adjudicó 330 millones. Al final del día, los precios más elevados fueron expuestos en los mostradores del ICBC, a 41,40 pesos; mientras en Banco Francés y HSBC cerró a 41 pesos.

Según un promedio realizado por la autoridad monetaria, el dólar terminó a 37,87 pesos para la punta compradora y a 39,77 pesos para la vendedora, es decir que saltó 5,37 pesos ó 15,6% en comparación con el miércoles. Desde el inicio de la actividad cambiaria, el billete cotizó a 39,38 pesos. Luego trepó a 40,87 pesos promedio, mientras en algunas casas de cambio tocó los 42 pesos.

En el sector mayorista, en el que operaron entidades financieras y empresas, la divisa finalizó con un incremento de 3,60 pesos y finalizó a 37,60 pesos. El volumen negociado en el segmento de contado fue de 748 millones de dólares.

 

Viaje y anuncios de Dujovne

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciará el lunes un paquete de medidas fiscales para intentar revertir la “situación transitoria de desconfianza y necesitar menos del mercado”. Además, viajará a Washington para definir los detalles de los adelantos de dinero que el Gobierno pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Estamos convencidos de que la manera en que vamos a restablecer la tranquilidad de todos los argentinos es estar cada vez menos expuestos a la volatilidad del mercado necesitándolo menos”, sostuvo.

En declaraciones a la prensa en el Salón Sur de la Casa Rosada, Dujovne remarcó que el objetivo del gobierno es “despejar todas las dudas que puedan tener los inversores y los argentinos acerca del futuro” frente a “un proceso de desconfianza en la economía argentina”.

“Es muy importante llevar tranquilidad. Entendemos que los movimientos del tipo de cambio generan angustia. Sabemos que la Argentina con la sequía, la reversión de flujos a mercados emergentes, con la devaluación del real y el escándalo de los cuadernos tiene un nivel de financiamiento menor que el que tenía hasta marzo y eso genera la necesidad de que el tipo de cambio sea otro para que equilibremos nuestras cuentas externas”, explicó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios