Edición Impresa, El Hincha

Balance positivo

El deporte argentino brillo en 2016

La gran producción en los Juegos de Río y el espectacular regreso de Juan Martín Del Potro, lo más destacado.


Unos Juegos Olímpicos con buen balance y la obtención por primera vez en la historia de la Ensaladera de Plata en la Copa Davis, marcaron los dos hitos del deporte argentino en 2016, cruzados por la historia del tandilense Juan Martín Del Potro, protagonista en ambos sucesos.

La enseñanza de vida de Santiago Lange y Cecilia Carranza, la coronación de Paula Pareto y el sacrificio de Los Leones tiñeron de dorado el deporte argentino en Río 2016, acompañado de miles de historias de vida que hicieron un medallero tan bueno para Argentina que no se daba desde los 3 oros, 3 platas y 1 bronce de Londres 1948.

También hubo once diplomas (se dan hasta el octavo puesto) que se llevaron Las Leonas, el básquet en la despedida de pie para la Generación Dorada, el vóley bajo la batuta de Julio Velasco, más la luchadora Patricia Bermúdez y los boxeadores Alberto Melián y Yamil Peralta.

Ninguno de esos diplomas fue para la natación (con el baluarte Federico Grabich) ni para el atletismo (con trece protagonistas), los dos deportes más representativos del olimpismo.

Poco tiempo antes de iniciarse los Juegos Olímpicos de Río Santiago Lange, de 54 años, con dos medallas de bronce en su haber, se había recuperado de un cáncer de pulmón y se alistó de la mejor forma para afrontar el debut de la clase Nacra 17.

Lange, que compartió los Juegos Olímpicos con sus hijos Yago y Klaus (competidores en la clase 49er), se repuso y junto a la rosarina Cecilia Carranza llegaron a la gloria olímpica.

De su lado, la doctora Pareto volvió a sorprender, después del bronce en Beijing 2008 y quedarse sin nada en Londres 2012, se reinventó: en agosto de 2015 ganó el campeonato del mundo en Kazajstán y en el tatami de la Arena Carioca, a sus 30 años, se llevó el oro en la categoría de hasta 48 kilos al vencer a la surcoreana Bokyeong Jeong.

En tanto, Los Leones lograron salir de las espaldas de Las Leonas, habitués de podios olímpicos, y con Carlos “Chapa” Retegui como entrenador, el equipo masculino llegó a la cúspide.

Retegui exigió al máximo al plantel, con pretemporadas durísimas, y después de sufrir para clasificar a segunda ronda, arrasó hasta el triunfo sobre Bélgica en la final.   Pero la historia más importante la firmó Juan Martín Del Potro, que luego de sus tres operaciones de muñeca, renació con una medalla de plata en los Juegos Olímpicos (perdió la final con Andy Murray) y guiando al equipo argentino de Copa Davis al título que se le venía negando desde hace más de cien años.

Y dentro de un año en el que, invidualmente, el tenis argentino no brilló, fue la Copa Davis la que unió un deporte como nunca antes y que subsanó conflictos para llegar a un hito inédito.

Básquet y Automovilismo, en transición

Más allá de la despedida de emblemas como Emanuel Ginóbili, Andrés Nocioni o Carlos Delfino, el básquet argentino recibió en este 2016 algunas buenas noticias, como la confirmación de Facundo Campazzo como un jugador determinante en la Liga ACB de España, y el arribo a la NBA de Nicolás Brussino y Nicolás Laprovittola, de momento sin equipo.

Ahora será momento de recambio generacional y la ilusión de seguir consiguiendo títulos para un deporte que crece día a día a nivel nacional.

En ese sentido, no hubo sorpresa con el campeón de la Liga Nacional 2015/16, que tras una fuerte apuesta económica, quedó para San Lorenzo.

De la mano de Marcelo Tinelli, el Ciclón (luego de 30 años) regresó a la Liga Nacional y armó un plantel con Walter Herrmann como su bandera.

San Lorenzo renovó el noventa por ciento del plantel pero sigue siendo uno de los principales animadores del torneo en la temporada 2016/17, que está a mitad de camino.

Junto a San Martín de Corrientes, una de las sorpresas de la competencia, posee el mejor registro en la fase de conferencias: 17 victorias y 6 derrotas.

En el boxeo, pese a la pérdida del título mundial pluma AMB por parte de Jesús Cuellar, 2016 fue un año de renovación y promesas.

Un triunfo del noqueador de José C. Paz ante el mexicano Abner Mares en Los Ángeles hubiera permitido ilusionarse con grandes veladas como las que protagonizaron años atrás Sergio “Maravilla” Martínez, Marcos Maidana y Omar Narváez, pero un golpe a contramano y la inesperada cuenta que recibió en el undécimo round terminaron despojándolo de la corona.

Además, en esta temporada, el invicto de Isidro Casanova, Brian Castaño, alcanzó los primeros planos al adueñarse del título ecuménico superwelter AMB interino, con su contundente victoria sobre el puertorriqueño Emmanuel De Jesús en González Catán.

Por otra parte, se abrieron camino hacia otras oportunidades mundialistas: el pluma mendocino Jonathan Barros, el gallo chubutense Narváez y el rionegrino Sebastián “El Gaucho” Heiland, número uno del ranking en la categoría mediano.

En una posición expectante quedó el tandilense Matías “La Cobrita” Rueda, ya que pese a la derrota que sufrió a manos del azteca Oscar Valdez en Las Vegas, aspira a tener otra posibilidad de consagrarse en peso pluma.

Entre las mujeres, el 2016 significó el regreso de la bonaerense Yésica Bopp, campeona mundial minimosca AMB, tras haber dado a luz.

Dos años después de su último combate, “La Piba de Oro” de Wilde volvió a ponerse los guantes y derrotó sin dejar dudas a la santafesina Vanesa Taborda, así como a las mexicanas Nancy Franco y Anahí Torres para ubicarse en el tercer lugar del ranking libra por libra de la prestigiosa revista especializada The Ring.

Estas dos figuras argentinas fueron especialmente destacadas entre otras grandes exponentes, la santafesina Daniela Bermúdez y la formoseña Marcela “La Tigresa” Acuña, la mismísima pionera, que todavía brilla.

La Bonita Bermúdez ostenta el cinturón supermosca OMB y Acuña se adueñó en Moreno del cetro supergallo FIB al noquear a la mendocina Yésica Marcos en lo que ya es un clásico de la división.

Y en el automovilismo se dio la temporada de la vigencia, donde Guillermo Ortelli festejó su séptimo título en el Turismo Carretera, en una definición que quedará en la historia por su dramatismo, junto a Matías Rossi.

Fue Agustín Canapino el campeón del Súper TC2000 (título inédito para su carrer) y del Top Race, que cinco veces había sido suyo pero que había perdido en 2015.

Con un margen mucho mayor se consagraron Emanuel Moriatis, el piloto de Lanús a bordo del Focus, en la Clase 3 de Turismo Nacional, y Marcos Ligato, con un Agile de rendimiento superlativo, en el Rally Argentino.

En el plano internacional, lo destacado resultó la tercera corona de José María López en el Campeonato Mundial de Autos de Turismo (WTCC), quien ahora buscará innovar en los futuristas vehículos eléctricos de la Fórmula E, con los que llegará a Argentina en febrero próximo.

Comentarios