Ciudad

El día después

El cura Núñez tras la balacera: “Miedo no tengo”

Ayer la Iglesia María Reina, ubicada en Méjico y Casilda, fue atacada a disparos. Para el párroco es un mensaje por el trabajo que se hace para alejar a los chicos de las drogas


Núñez denunció la actividad narco y la capilla resultó baleada. Foto: Juan José García.

Un día después de que el cura de la Iglesia María Reina denunciara el ataque a balazos del que fue blanco la parroquia y la escuela Paulo VI, ambos ubicados en Méjico y Casilda, desde el Ministerio de Seguridad aseguraron que allanaron un búnker cercano ubicado en  José Ingeniero 7100, a la vuelta de la parroquia el 29 de noviembre pasado  logró detenciones y secuestro de droga.

Además allanaron el domicilio del supuesto  proveedor, también con detenciones y secuestro de droga. Luego, en el mes de febrero fue allanado el mismo lugar por Policía Federal y también con resultado positivo.

“Miedo no tengo. No porque sea corajudo, se que estoy haciendo lo que dios me está pidiendo, por amor a la gente del barrio”, aseguró el sacerdote, en contacto con Radiópolis, el programa que se emite por Radio 2.

En agosto PDI se reunió con el cura párroco. El día 12 de septiembre la policía provincial PDI Antinarcóticos al no poder actuar por estar ante un delito federal y sin orden de allanamiento procedió a realizar identificaciones en personas y automóviles en la zona señalada donde logró la identificación y detención de un vehículo Citroen. Allí detuvo a dos personas con droga, arma y celulares.

Amenazas a un cura y lluvia de balas contra una iglesia

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios